En la profundidad del mar guardé mis anhelos.Quería un lugar donde la profundidad les diera cobijo sin restar ,por ello , la belleza del entorno. Aquel destino al que recurrir una y otra vez porque aporta en desmedida , aquel lugar que guarda un pedazo de uno mismo porque nos dejamos , complacidos, cautivar – ohyepblog.

Tenéis en mi instagram – @ohyepblog – un destacado con todos los lugares que pude visitar en Valencia para que podáis verlos más en detalle por si está en vuestros planes ir a visitar la ciudad u os genera curiosidad 🙂

El escenario de hoy, como ya os adelanté, es el Oceanográfic. Se trata del mayor acuario de Europa que se encuentra situado en la increíble e icónica Ciudad de las Artes y las Ciencias .

Encontraremos multitud de ecosistemas marinos reproducidos fielmente a través de las diferentes instalaciones del complejo.

Mi recomendación es ir a la hora de apertura, al menos si se trata en horario de verano, pues hay afluencia de gente y requiere tiempo para visitar todo el recorrido.

También podréis disfrutar del espectáculo del delfines que aquí si que tengo que comentar que me resultó breve en comparación de otros que ya había visto pero muy recomendable igualmente.

El precio de la entrada general es de treinta euros y el horario habitual de diez a ocho de la tarde.

Como os comentaba al inicio de este post, en mi cuenta de ig encontraréis más en detalle esta experiencia que , sin duda , recomiendo.

En cuanto al look, un mono rojo con pantalón estilo palazzo, unas cuñas de suela ancha en dorado y un bolsito pequeño en plata y negro.

Un mono largo es una de esas prendas que nos lo pone fácil. Visten sin la necesidad de añadir nada más y son aptos para todo tipo de eventos si lo combinamos con el calzado adecuado.

El nacimiento de esta prenda se remonta a 1919 de la mano de Florentino Thayat que revolucionó el mundo de la moda con una forma de vestir liberadora ,que podía aportar todo al consumidor en una única pieza .

Poco a poco y con el paso de los años, se fueron incorporando cambios desde tejidos a jugar con diferentes estructuras y diseños y ya en los setenta alcanzó un gran reconocimiento entre el público que dijo sí sin rodeos a una prenda que no tardó en hacerse un hueco en nuestro armario por méritos propios y que además, ya dejaba ver una atemporalidad indiscutible.

Para mí es todo un imprescindible . El que os muestro hoy tiene varias particularidades que hicieron que no dudara a la hora de comprarlo. Por un lado, los volantes en la parte superior que generan volumen esa zona y la favorecen. Seguidamente , la posibilidad de lucir los hombros al descubierto o de taparlos según si preferimos un estilo bardot o no ( en esta ocasión , no he optado por ello y sí por los hombros tapados ). Por último, la forma del pantalón que deja al descubierto los tobillos y ofrece amplitud sin dejar que se pierda la cadera y la cintura gracias al cinturón .

Además, ya sabéis que el color rojo es mi perdición por lo que creo que todos los detalles encajan muy bien tanto con mis gustos como con mi estilo.

En referencia a las sandalias y el bolso, son para mí dos básicos de armario a los que les he dado muchísimo uso y de los que seguiré sacando partido. Ambas piezas ofrecen una gran versatilidad , son muy cómodas de llevar y siempre tendrán un hueco temporada tras temporada pues son una apuesta segura que no genera dudas y no hace frente a ninguna moda en particular.

Se río a carcajadas. Era su mejor arma, apostó por la felicidad que le correspondía y decidió disfrutarlas, saborearla y perderse entre cada una de las posibilidades que le ofreciese. Era hora de jugarlo todo a una misma carta . Era hora de apostar por una misma – ohyepblog.