Se dejó conquistar por aquella pieza. Semejante diseño la atrapó , fuerza indiscutible en el color, multitud de detalles a disposición.

La prenda que os enseño hoy es un ejemplo claro de versatilidad y con esto, un ejemplo también de lo que consideramos una buena inversión dentro de nuestro closet . Una compra más que acertada por las infinitas posibilidades que nos brinda , por un «todo en uno» dispuesto a que le saquen partido y a favorecer a su portadora .

¿Y por qué digo que en esta reina la versatilidad? Porque podemos llevarla como chaqueta / abrigo principal o como vestido. Tres posibilidades en una y todas ellas capaces de sacar partido a nuestra silueta y favorecerla. Es de Elegrina y no puedo estar más contenta con su calidad .Ya os había hablado de esta marca en otras ocasiones porque desde que la descubrí hace unos añitos ya , no la pierdo de vista . Tiene artículos preciosos para todos los gustos, la calidad de las prendas realmente es muy buena y la relación con el precio … inmejorable. Además, el envío es muy rápido.

Adoro las prendas que poseen tanta presencia por sí mismas que no necesitan de añadidos para lucirlas como verdaderas protagonistas.

Conocemos como Blazer , a un tipo de chaqueta ya icónico , cuyo diseño la dota de una elegancia y atemporalidad innegable .

Su nacimiento como tal ,se remonta al año 1825 y supuso toda una novedad que no tardó en causar auténtico furor y ser adoptada ,con gusto, por aquellos que se sentían muy identificados con el estilo preppy.

Hoy en día, es reina del street style y de las pasarelas y se ganó un hueco inquebrantable en todos los armarios haciendo que esté dentro de cualquier lista de básicos necesarios para formar un buen fondo de armario.

De tejido resistente y perfecto patrón para ser llevada a cualquier ocasión. Se adapta a cualquier estilo si la combinamos de la forma correcta y podemos hacer que consiga un aire mucho más casual si la conjuntamos con unos jeans , potenciar esa elegancia base de la que os hablaba si la combinamos con un pantalón de traje o en este caso ,por el tipo de diseño, hacer que brille en su totalidad y optar por llevarla a modo de vestido.

En esta ocasión , voy a decantarme por esta última opción. La he combinado con unas botas altas rojas de caña ancha y he añadido detalles y accesorios en dorado.

Dorado , rojo y negro son los tres colores que elijo con el objetivo de que tengan total presencia.

Por esta misma razón, el bolso y maquillaje también siguen esta línea.

Creo que visualmente funciona muy bien y tonalidades como el rojo o el dorado que ya irradian cierta fuerza por sí mismas, son perfectas aliadas de colores neutros como el negro.

Volviendo a los detalles de nuestra chaqueta / vestido, hay uno muy importante que no debemos pasar por alto : el cinturón.

Valoro muy positivamente que se nos dé otra posibilidad más al poder entallar la prenda a nuestro gusto y jugar incluso con el volumen que pueda generar .

Si optamos por ajustar el cinturón , tendremos la zona central y superior mucho más entallada que la parte inferior por lo que estaremos dando origen a un ligero volumen en esa zona que consigue equilibrar todo el look visualmente. Esto, además, nos permite desdibujar nuestra silueta o remarcarla al gusto .

En definitiva, un look actual y atemporal que puede ser llevado a cualquier situación y con el que realmente nos veremos favorecidas. Ya os digo que el color me atrapa y los detalles del diseño han hecho que se convierta en un bonito imprescindible dentro de mi armario.