¡Buenos días bonit@s!

Siempre he creído que el color negro suponía  una apuesta segura y si basamos un look en él , no habrá ninguna duda de que el acierto es más que notorio.

Pulsa en el título para seguir leyendo

El viernes cerraba la semana con un post donde os hablaba de los conjuntos de dos piezas, de su versatilidad  . Pues bien, hoy toca abrirla hablando de los looks compuestos por una sola pieza . Muchas veces, menos es más  y una sola pieza es capaz de formar un look perfecto para cualquier ocasión.

Además, si hablamos de versatilidad este tipo de conjuntos no se quedan atrás. Tan solo hace falta el par de zapatos adecuados para darle una versión completamente diferente, para que de un estilo surjan cien .

En concreto, hoy os enseño un mono repleto de detalles que hacen que una pieza que podíamos considerar básica a simple vista, no lo sea.

Por un lado, una manga transparente que  se ve acompañada por un bonitos bordados con relieves en la zona de la espalda.

Por otro lado, la zona del pantalón estilo palazzo que termina en una puntilla tan vistosa como elegante.

Para romper con la monocromía, un bolso en un color que llame la atención con un simple golpe de vista.

Tiene el tamaño perfecto para llevar todo lo necesario sin ir cargad@s y una correa ajustable con la posibilidad de darle dos medidas.

Por último , los zapatos. He escogido estas sandalias por el estilo pero principalmente por su color . Creo que todos los elementos del outfit crean una bonita sintonía entre ellos donde el color es el encargado de que todo encaje .

Recordad . Menos siempre es más. Ser la reina de la fiesta no es sinónimo directo de tener que sobreponer tantas capas que nuestra movilidad se vea muy en duda, o añadir tantos accesorios que al llegar a casa nuestras orejas hayan realizado un arduo ejercicio de pesos pesados . Tú puedes ser quien tú quieras , sin  necesidad de añadidos, de adornos innecesarios , de sobreponer o de ocultar.

Menos siempre es más.

Feliz comienzo de día bell@s!


Mono : Shein