¡Buenos días bonit@s! El sábado publiqué un post de mis 25 y hoy os enseño el vestido que llevé a la celebración de los mismos.

(Pd: he sumado un añito más de la mejor forma posible . Os he ido enseñando cositas a través de mi instagram @ohyepblog)

Pulsa en el título para seguir leyendo

Quería un vestido diferente, algo que visualmente llamara mucho la atención pero sin adornarse en el exceso. Una prenda de patrón sencillo capaz de deslumbrar sin nada más que eso .

Además, buscaba un color que sobre mi piel fuese capaz de resaltar y resultara todo lo favorecedor que fuera posible. Habitualmente si busco un acierto seguro me habría puesto algo rojo pero quería salir de ese recurso y variar un poco .

Finalmente, podría decir que se cumplieron mis expectativas.

El color azul denota tranquilidad, autoridad, confianza y lealtad.  Se trata de una tonalidad súper favorecedora y  en pieles claritas , yo diría que aún más.

El vestido en sí, es un básico que se hace notar con su estilo minimal, el escote en V y una abertura que deja a la vista toda nuestra pierna y es capaz de afinar la silueta y realzar nuestro lado más femenino.

Volvemos al recurso de que «menos es más» para añadir que aquí estaríamos ante un ejemplo claro de dicha afirmación.

En cuanto a los complementos,  he optado por un bolso de mano tipo bombonera en color plata que conjuga a la perfección con los pendientes en tonalidades plata y oro.

El maquillaje es sencillo pero con  tonalidades intensas en la zona de los ojos ya que era la zona que mas me interesaba destacar. También , he querido darle protagonismo a los labios y decantarme por un rojo .

Por último, los zapatos. Todo buen vestido necesita unos tacones que le sigan . Las sandalias que os enseño hoy llevan conmigo unos cuantos añitos y sin duda, han sido una buenísima compra.

Adoro la mezcla de azules que las forman y el tamaño de su tacón que permite resistir  cualquier evento sin dificultades.

No es la prenda en sí, es la manera de llevarla. No es el color el que envuelve si no tu cuerpo el que lo abraza. No es el maquillaje el que destaca si no la mirada que capta la atención. 

Son las ganas las que marcan y no los patrones entallados. Son las risas las que juegan en ese vals de dos y no la potencia de un rojo sobre los labios.

No suman los años , si no las experiencias . Crecemos mas con ellas que con los primeros.

Feliz comienzo de semana bonit@s