¡Buenos días bonit@s!!!

Hay prendas que deben ocupar cualquier fondo de armario y una de ellas es, sin duda, la gabardina.

Pulsa en el título para seguir leyendo 

Larga o corta, gana en dimensiones o se entalla, vuelve a sus raíces o se innova, pero nunca pasa de moda.

El camel es un color urbanita por excelencia y ocupa el primer puesto en la paleta cromática universal.

Por otro lado, el calzado. Escoger los zapatos adecuados puede añadir fuerza a nuestra imagen. Para el estilo de hoy, unos mocasines con pelo encajan perfectamente y son toda una tendencia que nos invade y atrapa.

Son muy calentitos por lo que son perfectos para esta época del año. Además, añaden una nota salvaje gracias a sus impresiones felinas.

Otro detalle para destacar es su comodidad. Afrontar una larga jornada no es ningún problema gracias a su suela y su diseño mullido.

Como complemento estrella, una boina de polipiel. Me recuerdan el bonito y envidiable ambiente parisino. El olor a croissant y un buen café frente a la Torre Eiffel.

En definitiva, un accesorio que no sólo evoca ambientes de ensueño si no que también añaden ese toque diferente y femenino a nuestro outfit.

“Si vous avez eu la chance d’avoir vécu à Paris lorsque vous étiez un jeune homme, alors, où que vous alliez pour le reste de votre vie, elle reste avec vous, Paris est une fête” Ernest Hemmingway
Si tuviste la oportunidad de haber vivido en Paris durante tu juventud, entonces, vayas donde vayas por el resto de tu vida, ella se queda contigo, Paris es una fiesta.