¡Buenos días bell@s!

Terminamos la semana con un look que me gusta especialmente por los colores que lo componen. Creo que todos ellos tienen cierto poderío propio que no dejan a nadie indiferente.

Además, vienen acompañados de un escenario asturiano que atrapa a todo aquel que por allí se deja ver.

Pulsa en el título para seguir leyendo

Ya sabéis que los jerseys de pelo son una de mis tantas perdiciones. Adoro la suavidad impregnada en el tejido y la sensación que es capaz de brindarnos.

Compuesto por un desflecado que potencia la textura natural del material y que aporta volumen en la parte superior o allí donde es llevado.

En definitiva, se convierte en todo un must cada temporada y en un básico de armario moderno , femenino, atemporal y extremadamente calentito y gustoso para esta estación.

Lo he combinado con una semilevita de corte masculino y de ante en uno de los tonos que conforman el pantalón.

Sin duda, destacaría de ella tres cosas : versatilidad, ligereza, comodidad. Es increíble como acompaña todos nuestros movimientos con la mayor de las sutilezas.

En lo que respecta al pantalón, originalidad.

Su acabado en forma de volante , su estampado pata de gallo y su cintura alta y marcada ,lo convierten en una prenda que tiene todos esos «yo que sé , qué se yo».

 

Por último, unos botines negros de un tacón perfecto para cualquier aventura que se tercie.

Creo que el jersey aporta muchísima luz a un look que saluda al invierno manteniendo tonalidades otoñales y un estilo femenino y favorecedor.