Adoro el estilo college y ha sido inevitable no pensar en él con este look. Se trata de un outfit perfecto para la primavera compuesto por diferentes prendas que creo que funcionan muy bien entre sí y que nos pueden brindar multitud de posibilidades más.

En primer lugar, una chaqueta roja con un estampado de flores que no puede ir más acorde con el momento. Es de Noracora y he de confesaros que aunque me ha gustado, dista de la imagen que había visto en la web . Vosotr@s mismos lo podéis ver pero estaba pensada para invierno debajo de una chaqueta más gruesa y pensando que el tejido sería apto para el frío y más mullidito. Son dos chaquetas completamente diferentes y ha sido una sorpresa pues no me había pasado en anteriores ocasiones . Dicho esto y aún teniendo en cuenta lo anterior, es un tipo de chaqueta a la que le estoy dando mucho uso y creo que resulta muy favorecedora.

Es finita por lo que la podéis utilizar encima de otra prenda o yo la he estado usando tal y como la veis. Haciendo que sea protagonista del look.

Ya sabéis que el color rojo es uno de mis favoritos a la hora de vestir y creo que destaca nuestros rasgos de la mejor forma posible. Además, que actúe de base para un estampado floral y colorido me parece todo un acierto.

Los estampados siempre nos van a dar versatilidad y ésta es una característica que tengo siempre muy en cuenta a la hora de incorporar una prenda a mi armario.

En segundo lugar, una falda con pliegues y cintura alta de un tejido con cierto grosor que nos ayudará a mantener firme el volumen de la misma. Me encanta el efecto visual de este tipo de prendas y si no tenéis una así, debéis apuntarla en vuestra lista de futuras adquisiciones porque no os imagináis la cantidad de veces que recurriréis a ella.

En esta ocasión, quería centrarme en la chaqueta y hacer que la falda jugase con el largo de la misma , dando una sensación de prolongación. Por otro lado y al tener vuelo, genera una caída de lo más bonita .

¿Hay algo más college que los calcetines hasta la rodilla? ¡Imposible! . Son perfectos para cualquier época del año y son una buena opción para todo tipo de calzado, incluidos los zapatos de tacón.Los hemos visto acaparando la atención en multitud de pasarelas y siendo fieles aliados de la icónica Blair waldorf.

Llega el momento de los mocasines.Calzado todoterreno cuyo diseño lo convirtió en un básico de armario . La comodidad está servida y la atemporalidad también. Conquistaron este año el street style y todo apunta a que el año que viene volverá a ser así.

Por último y como accesorios, un bolso cuadrado con toques dorados y una diadema negra ancha con detalle en el centro.

Quería un bolso ligero y este cumple con ese detalle. Además, el toque dorado aporta luz y creo que encajaba muy bien con el estampado floral.

En cuanto a la diadema, otro detalle college que se ha impuesto a la historia y aferrado a la misma para convertirse en un complemento imprescindible para muchas amantes de la moda , como es mi caso.

La ropa no va a cambiar el mundo, las mujeres que la visten lo harán.

Anne Klein