Llegamos a la última semana donde los looks de verano siguen siendo protagonistas para ir dejando paso al otoño y todo su bonito despliegue .

No podía dejar de enseñaros este look donde los tonos narajan, ocre y amarillo se hacen eco aportando luz a una prenda de líneas sencillas pero con multitud de posibilidades.


Su patrón suelto y desahogado , lo convierte en el compañero perfecto para los días más calurosos.

Además, su tirante ajustable nos permitira jugar con la medida del largo y adaptarlo a nuestro gusto.


Tenía claro que quería acompañarlo con estas sandalias que han sido una de mis mejores compras , en cuanto a calzado de verano se refiere.

Su tacón ancho y su doble tira , nos permite no renunciar a la comodidad por optar por unos centímetros de más.

Por otro lado , tener un estampado multicolor posibilita un abanico de opciones en cuanto a calzado y demás complementos. Podemos decantarnos por una línea más atrevida y elegir unas sandalias en uno de los lilas que colorean las flores.


Una estética general lady que también casa perfectamente con elementos con más fueza como puede ser el bolso en un neutro negro con detalles dorados.


En definitiva , un look atemporal con elementos a los que podremos recurrir a lo largo del tiempo que consiguen entre sí generar una imagen muy femenina y jovial .