Buenos días bonit@s

La tonalidad más dulce reivindica su sitio también bajo las frías temperaturas.

Pulsa en el título para seguir leyendo

Un abrigo o la chaqueta adecuada pueden ser los claros responsables de reconvertir un look por eso, es importante que no nos limitemos solo a abrigar nuestro cuerpo sino también a ensalzarlo y el abriguito corto que os enseño hoy es un bonito ejemplo .

Es suave al tacto, permite libertad de movimientos, es muy ligero y calentito. Además, al tener un largo hasta la cintura , es perfecto para las que somos delgadas y de poca estatura ya que destaca nuestro talle y hace que nuestras piernas luzcan más largas.

Su calidez nos arropa y hace que deseemos que el invierno no termine con tal de no separarnos de prendas tan mulliditas.

Me gusta, además de por sus detalles, porque estamos en ese temporada donde los colores apagados se apoderan del ambiente y aporta una pincelada de color a cualquier día gris.

Ya sabéis que me he sumado felizmente a la tendencia de las perlas en nuestras prendas y aquí podemos ver como aportan originalidad y feminidad a nuestra prenda principal . La pedrería protagoniza la función “fashion” más barroca y es algo que me encanta.

Para combinar nuestra chaqueta, un tono sobrio y austero como el gris que encaja perfectamente y contrasta con el dulce rosa .

Como complementos, unos stilettos que nos estilizan y siempre van bien con todo y un bolso combinado con perlas y cadena metálica que nos permite llevarlo cómodamente a nuestro gusto.

Conseguimos así , un look femenino y discreto en calve working

«Contra la moda, toda lucha es inútil»- Joseph Pla.


Chaqueta : Romwe

Bolso : Bershka

Jeans : Pull&Bear