Una sola prenda es suficiente para crear un look apto para las fiestas que están por venir o para cualquier evento o salida.
Pulsa en el título para seguir leyendo

Un mono corto,entallado de manga larga y terciopelo , características que hacen que sea la prenda perfecta . Muy versátil y sofisticado, permite que juguemos con estos conceptos y le demos un giro de 360º al añadir un calzado que desestructure esta idea.
Como segunda piel ,brillante ,suave, tremendamente  cómodo y muy chic , consigue bailar entre estilos y darnos un toque elegante pero moderno a la vez.
Compuesto por un tejido que ha sido un símbolo de exclusividad y poder donde ya en época barroca era el más usado por la nobleza y aún hoy es distinguido y único. Un clásico que cada año se renueva pero sigue conservando su naturaleza e impronta.
Otro detalle a destacar , es su escote.Tan femenino como favorecedor,deja protagonismo a nuestros hombros y hace que la zona superior capte toda la atención.
Como color ,el negro ; distinguido, misterioso e incluso rebelde; todo depende de cómo te lo pongas y ese es precisamente el toque que le he querido dar al outfit de hoy.Un toque rebelde calzándome unos altos botines que no pasan desapercibidos y que a pesar de su altura ,son cómodos gracias su plataforma en la suela como a su tacón cuadrado y robusto.
Desde zapatos hasta bolsos, pasando por chaquetas o cinturones las tachuelas  le darán a tu look ese aire tan rebelde del que os hablaba . ¿Te atreves?
Optar por una única prenda capaz de todo. Aprovechar la seguridad que nos regala y ya que estamos, las mil y una oportunidades que la acompañan.