Y ahí estaba ella. Perdiéndose en su parque favorito, contemplando los veranos que dejan aquel árbol, jugando al escondite con su sombra. Disfrutando de los rayos de sol que se posaban sobre su frente

Seguimos en la línea de la semana que viene y comenzamos esta con otro vestido . Se trata de una de las últimas prendas que se han incorporado en mi armario .

Ya os había comentado que estas fechas me piden prendas más especiales , con un estilo boho, más desenfadado , increíblemente cómodo , favorecedor y con posibilidades.

Para mí es fundamental que las prendas que cobijan mi armario , me inspiren. Es decir que un jersey no se quede simplemente en lo que vemos y en una definición , que pueda hacer que nos imaginemos mil situaciones en los que sería el acompañante perfecto, que nos genere ganas de lucirlo o que nos recuerde algo.

Pues bien, este vestido tiene mucho de eso. Me inspira muchísima paz y me traslada tanto a mi parque favorito como a un paseo por la playa cuando ya el sol se empieza a despedir o tal vez a protagonizar una cena no demasiado formal en alguna terracita cerca del mar.

Y sí , hay prendas que consiguen producir eso y los amantes de la moda lo sabemos bien.

El vestido que os enseño en esta ocasión es de Noracora , tiene un largo hasta los pies que me encanta y un estampado en tonos beige que conjuga muy bien con el fondo rojo.

En post anteriores os comenté también, que el rojo es uno de mis colores favoritos y de los que considero más favorecedores.

En cuanto a la versatilidad que presenta la prenda en sí, os puedo decir que el truco esta aquí en el calzado elegido pues será éste el que le dará un estilo u otro.

La opción que os enseño hoy es con unas cuñas marrones de un tacón medio – alto que acompaña al bolso en cuanto al color.

Creo que ambos elementos casan muy bien y ponen el broche final al look .Las cuñas siempre son un acierto en primavera y verano y resultan ser un súper cómodo a pesar de los centímetros que puedan formarlo y se convierten en una compra segura gracias a su atemporalidad.

Por último y como detalle final, acompañamos el maquillaje para lograr una armonía entre todas las partes.

He escogido tonos tierras y un labial de un tono similar al vestido.

-La moda es arquitectura, es una cuestión de proporciones.-Coco Chanel.