Siempre me ha gustado el color azul . Como esas cosas que te gustan casi de manera tan implícita que sería imposible fijar algo así como un aniversario en el calendario. Ya sabéis , me refiero a cosas como el dulce aroma de la repostería recién hecha, la sensación que deja las primeras gotas de lluvia, el hombre que toca el piano cada domingo en aquel café, el café de ese mismo café, las copas tras una jornada intensa de trabajo, el color rojo Chanel en tus uñas … Detalles que ya te han ganado incluso antes de manifestarse.

Eso me pasa con muchísimos colores y ya con la moda si os cuento. Pues bien , el azul del vestido de hoy es esa clase de azul que siempre es bienvenido en el armario.

Tenía muchas ganas de hacer un pedido a Loavies porque había escuchado muy buenas referencias y creo que tienen un catálogo muy particular que consigue seguir las tendencias del momento a la vez que marcan un punto de diferenciación sobre otros diseños que estamos más acostumbrad@s de ver.

He pedido algunas prendas que os iré enseñando poquito a poco, pero ya os puedo adelantar que todas ellas tienen algo en común : la calidad. Me sorprendió muchísimo y tan positivamente el tejido de cada una de ellas, la caída , el peso … En definitiva, una relación calidad / precio inmejorable que me ha dejado , sin ninguna duda, con ganas de más.

Centrándonos en nuestra prenda de hoy , hay varios puntos que me gustaría destacar. Por un lado y como os he comentado al principio, creo que el color resulta súper favorecedor en cualquier época del año y en todo tipo de pieles. Aporta muchísima luz y nuestros rasgos se ven resaltados.

Por otro lado, el juego que recrea el tejido y el patrón con las mangas con volumen, el acabado en volante, el ligero troquelado … regalan a la pieza una estética de lo más romántica y femenina que no podría gustarme más .

Se trata de ese tipo de prenda que se adapta a la perfección sin necesidad de ir ceñida para ello, al contrario , acompaña tus movimientos con ligereza .

Por último, el detalle del cuello de camisa creo que supone el cierre perfecto. Una elegancia sin grandes pretensiones porque no la necesita . La rotunda afirmación de que aquello que ya funciona y está bien no necesita de grandes florituras porque ya alcanza el resultado deseado por ella misma.

Es una de las cosas que me apasiona del mundo de la moda, la importancia de los detalles y cómo esta idea se repite a lo largo de los años.

He querido seguir con la tonalidad principal y he optado para ello por unas sandalias de tira y tacón ancho que gracias a esto, son unas aliadas perfectas para una jornada de diario .

El toque extra de color lo aporta nuestro bolso. Los abalorios multicolores que revisten el diseño consiguen que sea una opción tan versátil como nosotras queramos. Es elegante y perfecto para acompañar looks como el de hoy o para darle un giro a aquellos más sencillos.

Con todo ello, puedo afirmaros que es de ese tipo de looks que realmente te hacen sentir tú misma . Que te dan esa sensación de ir , en cierto modo, a la medida.

💙 Vestido – Loavies

Cuando vemos un estilo natural, estamos asombrados y encantados; porque esperábamos ver a un autor y encontramos a una persona. -Blaise Pascal