Buenos días bonit@s ! Terminamos la semana con el segundo look que escogí para la Fashion Week de Madrid. Esta vez, se trata de un vestido pero no un vestido cualquiera.  Sus detalles hacen que no pueda ser considerado uno más.

Pulsa en el título para seguir leyendo

«Feel like a woman, wear a dress» fue el lema con el que Diane von Furstenberg le presentó al mundo una prenda que cuarenta años después sigue siendo tan icónica como superventas: el wrap dress (algo así como vestido que envuelve).

Marzo de 1976; por aquel entonces ya había convertido lo que vendría a ser un vestido tipo bata, de corte cruzado ajustando la figura mediante un cinturón en la misma tela, normalmente seda estampada de llamativos colores que por aquella época mandaba confeccionar en Italia a razón de 20.000 piezas por semana, en la prenda más importante para el armario femenino desde la liberación de la silueta incoada por Coco Chanel.

Es una prenda tan cómoda como favorecedora y capaz de sacar partido a nuestra silueta de una manera sutil y elegante. Además, me resulta muy femenina y versátil.

Su estampado fue una de las cosas que me llamó mucho la atención y que creo que nos puede dar mucho juego si lo combinamos con otros estampados.

Por ejemplo, he optado por unos zapatos con un estampado totalmente opuesto porque visualmente me encanta el efecto que crea.

En cuanto a las sandalias, a pesar de su parte de madera , no pesan nada y son perfectas para afrontar una jornada de cualquier tipo.

Por último, complementos y bolso en color dorado a juego con los detalles del vestido.

¿Qué os parece este look ? ¿ Con cuál os quedaríais … miércoles o viernes?

La verdad que me siento completamente identificada con ambos y es por eso que creo que han sido una correcta elección para un evento así.

Creo que la clave de un buen look es que lleve un reflejo de nosotros mismos por muy pequeño que sea. Algo de nuestra esencia personal.

Que tengáis un fin de semana estupendo bell@s