Hablar del estampado de lunares es hablar de clásicos. De esos que siempre funcionan , perduran y se adaptan. Es hablar de una continua tendencia , de una apuesta segura y con todo . Hablar del estampado de lunares es hablar de tradición , de moda y de buenas elecciones.

Y todo ello se hace aún más notorio si acompañamos el estampado con un color como el rojo.Un color que lo dice todo y adquiere presencia sin necesidad de añadidos.

Hoy, os enseño uno de los últimos vestidos que he incorporado a mi armario. Es de Beachsissi y me pareció perfecto para darle color al otoño y para hacerlo protagonista en verano.

Es de una tela finita por lo que sí que no lo considero apto para el invierno o momentos de más frío pero acompañado de la americana polipiel ha formado un binomio perfecto.

Tiene varios detalles que me gustan especialmente. Por un lado, el cordón que actúa a modo de cinturón permite que sea regulado a nuestro gusto y se adapte perfectamente a nuestro cuerpo, favoreciendo así la silueta.

Por otro lado, el detalle de los volantes tanto en la zona del escote como en el bajo me fascina. Añade un toque desenfadado y muy vistoso a la prenda, además de generar un ligero volumen en dichas zonas que contrasta muy bien con la zona más entallada.

Me resulta inevitable no viajar mentalmente al sur con este estilo de prendas. Todo un cliché que les acompañará siempre como el guiño a París que llevan consigo las boinas. Al final creo que esto también es parte de la magia implícita en la moda y realmente disfruto de estas particularidades.

Por último, se trata de un vestido asimétrico con la parte delantera más corta que la parte trasera. Aún así, tiene un largo perfecto que creo que encaja muy bien con botas altas como las que os enseño.

Estoy segura de que si a cualquier amante de la moda, le preguntas cuáles son sus cinco pares de zapatos favorito o haz un podium imaginario con tus prendas estrella, tardarían segundos en dar una respuesta clara . Porque sí, tenemos cierta debilidad por todo lo que cobija nuestro armario porque precisamente ese es el motivo por el que forman parte de él , pero entre todo ello … tenemos también, unos cuantos tesoros que por una u otra razón tienen la partida ganada antes de comenzarla.

Pues bien, estas botas se encuentran en mí podium sin ninguna duda. Sientan fenomenal y rebosan versatilidad. Aptas para mil contextos diferentes con la combinación adecuada y capaces de conseguir el mismo resultado tanto con pantalón como con falda o vestido.

Tanto las pasarelas como el street style apostaron por ellas sin dudarlo y todo apunta a que serán nuevamente tendencia en el 2022 .

He optado porque todos los elementos que combinasen con la prenda principal , fuesen de polipiel. El contraste que se genera me gusta especialmente y creo que aporta cierta fuerza al look.

La americana que os muestro está dentro de mis «must have» , tan elegante como atemporal. Es más cálida de lo que pueda parecer visualmente y permanece en mi armario durante todo el año. Si bien es cierto que en las épocas más calurosas no recurro a ella, me gusta que permanezca cerca por lo que pueda surgir porque a fin de cuentas, reúne todas las características de un básico al que volver infinitas veces.

En cuanto a la boina, puedo decir orgullosa que ya tengo mi pequeña colección. Me acompaña durante todo el año y las habéis podido ver en mi blog desde sus inicios. Cualquier adjetivo que os pueda decir para describirlas se me quedaría corto por lo que me voy a limitar a animaros a haceros con una si no tenéis ninguna en vuestro armario.

Y en referencia al bolso, nunca pensé que le sacaría tanto partido a un accesorio de este estilo en este color y lo cierto es que ha sido todo un descubrimiento. Perfecto para los outfits monocromáticos, para aquellos en los que impera la neutralidad o para ir parejo a otra prenda de la misma, como en esta ocasión. El tamaño es perfecto y es increíblemente cómodo de llevar.

Era un alma viajera. No necesitaba trasladarse al lugar deseado pues ya había llevado su mente allí en uno de sus infinitos vuelos. Tenía ganas de mundo y pensaba conquistarlo paso a paso. Vestirse de recuerdos y apostar por sus sueños. Hace tiempo que sacó los billetes y desde entonces, la ven de lado a lado con su maleta siempre dispuesta – ohyepblog