Siempre he pensado que tener un vestido negro en el armario era dar hueco a un diamante en bruto. Una pieza que no conoce límites en cuanto a versatilidad y que se adapta a la perfección a su portador/a . Un quiero y sí puedo que nos ha acompañado temporada tras temporada para demostrarnos que aquello que funciona , ofrece y se adapta , perdura en el tiempo formando parte del ADN de la moda.

Dentro de toda la gama de opciones que podemos encontrar de una prenda como esta, he optado por hacerme con una de estilo camisero. Ya sabéis que tengo varios vestidos negros en mi armario porque realmente los considero indispensables pero me faltaba uno de estas características que creo que son perfectas para acompañarnos en cualquier ámbito laboral , por ejemplo. Sencillo pero indiscutiblemente elegante.

Es de Beachsissi y estoy encantada con el diseño, calidad de la tela y rapidez en el envío. He descubierto la marca hace poco y era el primer pedido que hacía y lo cierto es que seguro que no es el último.

En cuanto al color, leí en un artículo algo así como «para gustos, nunca mejor dicho, los colores. Pero si hay que elegir, mejor que sea negro.» y lo cierto es que no podría ser más cierto . Creo que ninguna otra tonalidad podría suponer una competencia real pues lo reúne todo.

Coco Chanel ya apostó por él y lo encumbró con el » Little Black Dress » , la prenda icónica de la historia del mundo de la moda , la reafirmación de que un color como el negro es y será «necesidad » y » base» en cualquier fondo de armario.

Un referente de estilo justificado por su elegancia , sencillez , sensualidad , sobriedad y un juego entre la discreción y el protagonismo en el que ninguna de las partes resulta vencedora pero sí atrapan a los ojos que miran.

En definitiva, una compra obligada de la que no nos arrepentiremos nunca.

He decidido apostar por el dorado como su acompañante. Personalmente, es una combinación que me gusta mucho y que creo que da un toque más «festivo» y añade un extra a ese punto elegante que ya teníamos de base.

También creo que aporta luz y resulta especialmente armonioso con colores neutros.

En cuanto al calzado, os enseñé estas botitas en el post anterior y os hablé de lo fácil que podían ser llevadas en un look y en otro , independientemente del estilo del mismo, y aquí está la prueba.

Ya sabéis que me gusta realizar post así donde vemos en más detalle las posibilidades que el elemento en cuestión nos puede ofrecer.

Por último, el detalle del cinturón.Su tela ligera y su largo generan cierto volumen en la zona inferior y puede provocar que ciertas líneas de nuestro cuerpo se pierdan. Colocando un cinturón en el centro, contrarrestamos ese efecto y favorecemos que se dé una concordancia entre todas las partes y la imagen general del look.

Era luz en las sombras. De esa clase de personas que tienen claro la paleta de colores de su vida y lo que es más importante aún, de las que no les da miedo usarla. – ohyepblog.