Creo que durante el verano , mi prenda favorita es el vestido sin ninguna duda.

 

 

Hoy , os enseño una opción más formal pero a la que podemos dar la perspectiva que queramos según cómo la combinamos.

 

Pulsa en el título para seguir leyendo

En esta ocasión, he decidido combinarlo con unas sandalias de tacón alto y un bolso de mano . Son los complementos perfectos para una velada nocturna, cena con amigos  o un evento a media tarde.

 

 

 

Aunque como os digo, todo tiene posibilidades y si lo combináis con unas sandalias planas, le daréis un giro total.

Además, es súper versátil gracias a la cantidad de colores que forman parte en la prenda.

 

 

Su tejido vaporoso hace que se convierta también en un fiel aliado para los días calurosos . Ondean al son de nuestros pasos y resultan de lo más favorecedor .

 

 

Otro detalle a destacar y que lo hace aún más especial, es su espalda escotada. Este factor siempre ha sido un reclamo cada año , un sinónimo claro de tendencia  y una elección tambéin  para la épocas estivales.

 

 

A la hora de ponernos una prenda con un estampado de rayas, tenemos que tener en cuenta que juegan con nuestro volumen. De este modo , puede maximizar y minimizar ciertas zonas.

 

 

Ya os he hablado en otras ocasiones del escote en «v» y aquí el efecto que produce es el mismo. Consigue alargar visualmente la zona superior y de este modo, la favorece.

En definitiva, creo que son el conjunto de pequeños detalles lo que convierten a una prenda en un «sí» rotundo  y que nuestro armario contenga este tipo de respuestas, siempre será un acierto.

 

 

Quiso sentirse arcoiris y se vistió multicolor. No le hacía falta nada más que eso,decidió poner las metas altas y los pies en el suelo. El camino había empezado con buen pie – ohyepblog.