Invierno y no como sinónimo de frío , lluvia o prisas por ambos. Invierno y sí como sinónimo de manta, abrazo , respiración en seco.

Invierno como aquella estación que viste de blanco , que acuna navidades y que se apodera de mis sentidos para dirigirlos a la chocolatería más cercana.

Invierno como la oportunidad de arroparnos y sumergirnos entre telas , de hacernos con un sin fin de sombreros que acunen nuestras ideas y de esos guantes cuyo interior parece hecho de algodones

Pulsa en el título para seguir leyendo

Invierno de colores y de días. Es decir, de hacer protagonista a un color cada día . Jugar con la paleta cromática sin reparos o con todos ellos, simplificar y apostar por monocromáticos looks o decidir tirar la casa por la ventana y arriesgar.

Hay tiempo para todo y mucho invierno por descubrir. 

En esta ocasión, he optado por marrones para formar un conjunto en total sintonía. Me resulta un color perfecto para cualquier circunstancia y muy favorecedor .

Es de ese tipo de tonalidades que llevan en su adn oculto muchísima versatilidad .

 

La boina al más puro estilo parisino fue una de mis compras de este Blackfriday (muy pronto os enseñaré todas con todo detalle ). Es increíblemente calentita y aunque puede que en la foto no se aprecie bien, entremezcla tres tonalidades de marrón que van degradándose creando un diseño que capta toda la atención.

Compré este jersey trenzado porque me gustaba la idea de conjuntarlo con las botas que hoy os enseño. Por un lado, el jersey gracias a su largo actúa casi de vestido  y por otro lado, gracias también al largo de las botas logramos una continuidad entre ambas partes que visualmente me vuelve loca.

 

Unas botas kilométricas fáciles de ajustar gracias a su acordonado y es éste mismo el que hace que no se nos caigan al andar y nos podamos despreocupar totalmente.

Además, ya sabéis que el tacón cuadrado es un sinónimo claro de comodidad.

En definitiva, creo que se trata de un look perfecto para cualquier día de la semana que nos protege del frío gracias a la composición de las prendas y que lleva consigo notas de actualidad , feminidad y un entresijo de ciertas tendencias que hemos podido ver tanto en las pasarelas como en el street style.

Me hablaban del invierno como si diera miedo, como si esa manta y esa película de la dos fuesen la única alternativa correcta a la lluvia que contemplaban desde las ventanas. Me hablaban del invierno con cobardía , como si el frío fuese sinónimo de parar . Me hablaban del invierno como si de una leyenda se tratase y de eso no se equivocaban.

Qué bonito eres y qué suerte disfrutarte los meses suficientes para hacer que en los siguientes te eche irremediablemente de menos.