Tener unos mocasines en el armario es un imprescindible que no podemos pasar por alto. Pocos modelos de calzado consiguen ofrecer una atemporalidad y versatilidad tan amplia como este.

No exagero cuando os digo que será una de las opciones a las que más recurriréis cuando las preguntas como «qué me pongo» o «con qué lo combino» os invadan porque, sin ninguna duda, es una respuesta más que acertada.

Ya os he hablado en ocasiones anteriores de que un buen fondo de armario tiene que incluir elementos , tanto prendas como accesorios, básicos que podamos utilizar en nuestro día a día, que no entiendan de modas porque encajan en todas ellas y que puedan casar con cualquier estilo. Pues bien, cumple con creces cada una de las premisas.

Los compré hace relativamente poco y aunque os confieso que ya tenía otro modelo , estos me conquistaron. La forma de la puntera como la estructura en sí, me recuerda muchísimo a los 80 y junto con la estética masculina, consiguen regalarme pinceladas de los orígenes del diseño.

Y hablando de esto, si tuviéramos que dar una fecha estimada del nacimiento de este tipo de calzado, nos remontaríamos a 1936. Poco a poco fueron ganando popularidad y encandilando a un público que apostaba fielmente por el modelo. Tanto fue así que mantuvieron su posición año tras año y a partir de los 50 , grandes casas de la moda como Gucci decidieron introducir novedades en los diseños, darles un aire más elegante y unir los conceptos cómodo y formal en una única pieza.

Partíamos de la base de que cualquier combinación sería bien admitida pero en esta ocasión, he querido optar por unos jeans . Me gusta muchísimo como encajan pues jugamos con la connotación más urban de una prenda que también se ha mantenido en una posición imperante a lo largo de la historia y la parte más sofisticada de un clásico consagrado.

Para la parte de arriba, un jersey de cuello vuelto fino en color negro – otro de los elementos clave en cualquier closet- y añadimos ese punto de diferenciación con la chaqueta que para mí tiene muchos detalles como el pelo sintético de la parte superior, el diseño de los botones o el propio tejido, que la hacen muy especial.

En definitiva, creo que se trata de un look formado por piezas con mucha presencia por sí mismas dentro de sus líneas sencillas pero totalmente atemporales que consiguen ser perfectas acompañantes en nuestro día a día .

Dale a una mujer los zapatos aduecuados y conquistará al mundo. -Marilyn Monroe