Encontrar los complementos idóneos es una tarea mucho más complicada de lo que parece, casi tanto como dar con los jeans perfectos.

Pues bien, al fin he conseguido dar con tres piezas de joyería aptas para el día a día .Y digo esto porque llevaba ya un tiempo intentando encontrar piezas que funcionasen de base, que su versatilidad no hiciese necesario cambios, que se adaptaran a mi estilo y cuyo diseño fuese atemporal y sin grandes figuras o adornos.

Las tres piezas que os enseño hoy , gargantilla, pendientes y anillos son de Vltana , ya os las había enseñado por historias con todo detalle en cuanto me llegaron pero tenía que hacerlo también por aquí porque estoy encantada con cada pieza.

Diría que el momento de escoger una pieza de joyería es más notorio de lo que nos puede parecer. Algo de un tamaño pequeño en cuanto a dimensiones pero con una proyección enorme. Todo complemento llevado aporta un mensaje que se traslada rápidamente a cada receptor que lo aviste. Es increíble como podemos transmitir sin decir palabra incluso con la ropa o los accesorios que elegimos cada día. Pinceladas de identidad.

Me he tomado estas tres piezas como la «columna vertebral » de otras joyas que quiera ir añadiendo. El pilar que sostiene el conjunto y es por ello que me he decantado por diseños aptos para cualquier época del año .

Ya sabéis que para mí no es un problema combinar dorado y plateado y que de hecho, apuesto mucho por esta unión por lo que el que sean doradas no implica que elimine posibilidades. Además, como llevo varios pendientes creo que variar en cuanto al material – diseño – color crea una visión conjunta muy bonita.

En cuanto al outfit que acompaña , adoro este tipo de tonalidades y estampados para el verano . Se trata de un vestido hasta la rodilla con escote en pico , botonadura en la parte central y amplitud en la parte de abajo.

Su amplitud nos regala una comodidad indiscutible y la tela es muy ligera por lo que resulta una opción fresquita para los días calurosos. Lleva también un ligero forro interior para evitar cualquier posibilidad de transparencia.

Es otra de las nuevas incorporaciones a mi armario que quería enseñaros de Noracora . Ya os había comentado que recurro mucho a esta marca porque tiene prendas y accesorios muy especiales con diseños originales.

En esta ocasión, he querido añadir un cinturón para jugar con los volúmenes y entallar más la zona central para favorecer el acabado en vuelo.

En cuanto al calzado,unas sandalias con detalles dorados y tacón ancho. Quería apostar por el dorado por lo que no he dudado en acompañarlo con detalles de esa tonalidad.

Le gustaba decir que ayudaba al destino tomando decisiones , que no era de esas personas que pudiesen esperar a que la suerte llamase a su puerta. Le gustaba sentirse el viento que generaba movimiento o al menos el suyo. De las que firman sin dejar posibilidad alguna a la dichosa letra pequeña que enturbia y entorpece , de las que sueñan con sueñan con más y nunca se hacen de menos. – ohyepblog