¡Buenos días bell@s!

 

 

 

Siempre he visto la  moda como un mundo apasionante , repleto de matices y de colores, una guarida hecha a medida para aquellos dispuestos  a no limitarse y a dejarse llevar. Una marca personal con firma propia e identidad que saber dar respuestas a aquel por qué que rondaba tu mente . Un paracaídas que curiosamente no entiende de alturas y sí de seguridad , un reflejo para los valientes que no temen al espejo , una fuerza incontrolable que sabe pasar marcando pero sin  pisar . La moda provoca en mí un conjunto de emociones que me hace inmensamente feliz. Este fin de semana , he sumado una más al participar en la Sostenible Fashion Week y me apetecía empezar el post de hoy recordándome que he sumado un pequeño granito a mi saco particular de arena y recordándoos que si algo os hace feliz, detenerse nunca es una opción.

 

Pulsa en el título para seguir leyendo

 

Soy  parte de ese grupo de personas , a las que viajar en tren les relaja. Lo prefiero antes que el autobús o el metro y no sé muy bien daros razones coherentes que lo justifiquen. La cuestión es que me pareció el escenario perfecto para el look de hoy.

 

 

Los pantalones que os enseño han sido una de mis incorporaciones al armario fruto de estas rebajas y estoy súper orgullosa de esta compra porque creo que es todo un acierto.

De un tiempo para aquí , podría deciros que me he declarado fan incondicional de los conjuntos de dos piezas y de los trajes. Creo que éstos últimos llevan la palabra elegancia en cada hilo que los compone.

 

 

Y creo también, que su versatilidad no conoce límites y que podemos jugar con ese punto elegante precisamente para reconvertirlo y hacer que cambie totalmente de estilo y protagonice un outfit casual pero muy actual .

La fuerza del azul hace que nuestro look gane muchísima luz e intensidad y se vea  muy favorecedor .Además , el cinturón es perfecto para que nuestra figura se vea bonita y permite ajustar la prenda a nuestra medida.

Lo he querido combinar con una camisa oversize en azul clarito y blanco .

 

 

 

Ya os adelanté hace unos días, que otra de las prendas que me tienen loca son las camisas. Al igual que este pantalón , nos presentan multitud de opciones. Son un básico de armario indispensable que no entiende de modas y que persiste a todas ellas, manteniendo un puesto ganador con firmeza.

Os diría que tener al menos una camisa blanca y una negra en vuestro armario es un acierto y una necesidad que sabrá haceros brillar en muchas ocasiones.

Por otro lado y para destacar la zona del cuello, un collar con pedrería que consigue aportar un extra a la zona superior.

 

 

Quien dijo que los pantalones de traje no se podían llevar con deportivas, no conoce con claridad el poder de la moda. Son un elemento clave para conseguir llevar la prenda a un estilo casual y rompen con la imagen inicial que estábamos creando para gritar al mundo que «un quiero y puedo» es razón suficiente.

Este tipo de looks son perfectos para el día a día pues nos permiten ir arregladas sin renunciar a la comodidad. Un look actual y práctico, femenino y todoterreno con muchísima identidad detrás.

 

 

Como bolso, he añadido uno de la misma tonalidad de azul que la camisa pues ya sabéis que es le doy mucha importancia a la armonía entre colores de tal forma que todos ellos den como resultado un puzzle con cada pieza bien asentada en su posición.

 

 

 

Dijo que quería viajar , empezando por conocerse a sí misma. Dijo que empezaría a recorrer el mundo que su mente le había preparado, los caminos que sus piernas estaban dispuestos a pisar, los bailes que sus caderas deseaban bailar , la magia que envolvería cada una de las situaciones que hiciesen aparecer  su sonrisa , el parpadeo de las pestañas aleteando al son de un corazón – ohyepblg

 

 

Nos vemos el miércoles bell@S!