¡Buenos días bonit@s!

Tal y como os comenté la semana pasada, empezamos con looks de fiesta de cara a todos los eventos navideños que están por venir.

Hay vestidos que no necesitan ningún tipo de presentación porque con verlos ya está todo dicho.

Pulsa en el título para seguir leyendo

El que os enseño hoy no sólo se presentó a si mismo si no que también proclamó que todas podemos sentirnos princesas de cuento , cenicientas en el baile o una bonita rapunzel.

El escote en V dará una apariencia mucho más estilizada al cuello y va muy ceñido en esta parte por lo que resulta muy cómodo de llevar .

Además, este tipo de escotes favorecen a todas por igual y aportan un toque muy femenino.

 


Otros detalles a destacar, son la puntilla que rodea el vestido en la zona central y el lazo en la espalda. Creo que encajan a la perfección con el diseño y añaden puntos extra que logran captar todas las miradas.

 

Y para colocar el broche de oro, la espalda. 

Para no recargar el atuendo y apostar por la sencillez y el lado más elegante, he querido añadir únicamente un clutch de mano de lentejuelas negras.

“A veces es la princesa quién mata al dragon y salva al príncipe”. Sammel Lowe


Vestido : Shein