Moda como sinónimo de pasión , de creatividad y de carta de presentación. Una carta hecha a medida, bajo las ordenes de uno mismo, con los detalles justos y la gama cromática que el pintor dicte. Moda como sinónimo de libertad, de expresión e incluso de rebelión . Moda como sinónimo de humanidad , de querer y poder, de un «aquí estoy como antes nunca».

Adoro las americanas. Creo que son de las prendas más elegantes que podremos tener en nuestro armario .Aptas para nuestro día a día, para cualquier evento y para toda jornada de trabajo. Un must que no puede faltar pues se hace totalmente necesario tener al menos una en un color neutro.

Pues bien, dentro de la variedad que podemos encontrar, esta reunía todo lo que estaba buscando a la vez que conseguía salirse de los diseños más sencillos .

Por un lado, un estampado que me recuerda en cierto modo al estilo Vogue por ser resultado de una mezcla entre actualidad, tendencia y atrevimiento a la vez que no se desprende de la atemporalidad o el acercamiento por la historia de la moda.

Por otro lado ,una base negra que rescata la neutralidad y busca ir un pasito más allá al añadir el dorado/anaranjado.

En conjunto, me parece un diseño de chaqueta precioso que resulta súper favorecedor y aporta una presencia y un formalismo diferente.

Ya sabéis que valoro mucho las prendas originalidad o que tengan algo particular que capte mi atención y está se encuentra dentro de dicho grupo.

Por todo ello, he querido que fuese la prenda principal. Un cinturón en la zona central para que quede mucho más entallado y para jugar con el efecto de superposición y volúmenes que estaba buscando. De esta manera, conseguiremos también el efecto envolvente y la posición protagonista que quería para la americana.

Debajo de ella, un vestido negro de Noracora que aporta su toque al outfit con esa caída desigual que al dejarse ver, genera un contraste que va en perfecta armonía con el todo.

Además, otro de los detalles que me gusta de esta prenda es como envuelve la zona del cuello y busca la diferencia también en el tipo de escote.

En cuanto a los zapatos, he optado por unos botines que tenía muchísimas ganas de estrenar. Me los regaló mi hermana y no me podrían gustar más.

Su tacón asegura la comodidad tanto su forma como la manera en que se envuelve el tobillo , estiliza y alarga nuestras piernas visualmente. Además, los toques dorados que aportan esa diferenciación de la que tanto os hablo, van perfectos con el resto de los elementos del conjunto.

Así mismo, opto por accesorios que sigan la misma gama cromática.

Se trata de un look que me representa de arriba abajo , formado por elementos a los que recurro en multitud de ocasiones y que tienen un hueco seguro en mi armario.

Era de ese tipo de personas que mira al futuro sin desafiarlo. Lo mira con el gesto aterciopelado de unos brazos dispuestos a mecerlo. Como una invitación. Era de ese tipo de personas que decían mucho entre cada parpadeo , de esas que te van pellizcando el alma casi sin querer y se quedan grabadas bajo la piel . Era de ese tipo de personas que te enseñan que no habría torpezas si no hubieses iniciado a andar y que no habría mundo si alguien no hubiese tenido la valentía de descubrirlo – ohyepblog