¡Buenas tardes mis bell@s! Retomo por aquí la guía de Milán y recuerdo que en la primera parte , nos centramos en el Duomo por lo que hoy quiero partir desde el mismo punto, pues justo al ladito tenemos  Galería Vittorio Emanuele II. Una parada obligatoria que , desde luego ,no os dejará indiferentes.

Sin ninguna duda, merece la pena dedicarle un tiempo y observarla con detenimiento. Fue construida en el siglo XIX , posee forma de cruz y una gran cúpula acristalada que cautiva a todas las miradas.

Une la Plaza del Duomo con la Plaza de La Scala y da cobijo a numerosas tiendas de diferentes firmas de lujo, cafeterías históricas y restaurantes .

Una vez allí , podéis aprovechar para tomar un café con vistas a cada uno de los mosaicos que revisten la Galería y ver la Plaza de la Scala donde encontraréis el teatro de ópera «Teatro alla Scala» y el monumento a Leonardo da Vinci en el centro de ésta.

Lo que hicimos desde allí, fue retroceder hasta la Plaza del Duomo para visitar la Piazza Mercanti.

La Piazza Mercanti nos hace trasladarnos a su pasado comercial con edificios medievales con una elegancia sobrecogedora .

En ella podemos encontrar el Palazzo della Ragione, el Palazzo delle Scuole Palatine, el Palazzo dei Giureconsulti , la Casa dei Panigarola y la Loggia degli Ossi.

Agradecí mucho esta parada porque el lugar me inspiraba mucha serenidad y me encantaron todas las construcciones que la forman.

Bajando por la Vía Dante , llegaremos al Castillo de Sforzesco cuya construcción se remonta al siglo XIV y cuya historia merece ser conocida pues , entre sus curiosidades encontramos que fue destruido por Napoleón en 1801 y reconstruido un siglo después.

Hoy en día, es uno de los lugares imprescindibles a visitar si viajáis a Milán.

Lo podéis visitar todos los días desde las siete de la mañana hasta las siete y media de la tarde.

Eso sí, si queréis ir a los museos el horario de éstos es de nueve de la mañana a cinco y media de la tarde.

¿Qué museos podéis encontrar en su interior?

La entrada a lo que es toda la zona exterior y abierta es gratuita pero sí que necesitáis entrada y los precios variarán según aquello que queráis visitar.Es decir, el interior del mismo y los distintos museos.

La dirección del mismo es Piazza Castello, 20121 en el Parque Sempione.

¿Qué os han parecido estas pinceladas de Milán? Os recomiendo muchísimo cada una de las paradas que os incluyo en las guías porque realmente intento condensar aquello que realmente me marca y no me deja indiferente. Aquello que pide a gritos una o unas cuantas fotografías con la premisa de alargar de algún modo los segundos en los que contemplas algo que remueve, algo que pone un punto en el papel y forma un recuerdo casi sin querer.

A fin de cuentas, creo que eso es lo bonito de viajar y el regalo que el propio viaje nos hace cada vez que iniciamos una nueva aventura.

Tutto ciò che puoi immaginare è reale