¡Buenos días mis bell@s! Acabo la semana con la última parte de la guía de Viena . He intentado dejaros pedacitos de todo aquello que me atrapó y de todo aquello que os invito a descubrir . Hoy, nos adentramos en la Catedral de Viena, Palacio Belvedere, Palacio de Schönbrunn y el StadtPark.

 

 

 

Pulsa en el título para seguir leyendo

 

Está situada en pleno centro de la ciudad y es el símbolo religioso más importante de la misma.

Fue construida en 1147 sobre las ruinas de una antigua iglesia románica que estaba dedicada a San Esteban.

 

 

 

Es un punto obligado de visita para todos aquellos que quieran descubrir Viena .

La podemos encontrar en Stephansplatz 3 y tiene un horario muy amplio, de seis de la mañana a diez de la noche.

La entrada es gratuita para el acceso a la catedral en sí pero si queréis ver las Catacumbas o las torres , tendréis que adquirir entrada.

 

El edificio está coronado por una gran torre con forma de aguja que acapara, junto con el tejado de azulejos , toda nuestra atención.

Tal y como podéis ver en las imágenes , el resultado de esta construcción es una maravilla.

 

 

Fue construido en el siglo XVII y era la residencia de verano de la familia imperial de Viena. En el mismo, podréis ver su interior, los bonitos jardines que lo rodean , el museo de Carruajes Imperiales  y el zoo más antiguo del mundo.

 

 

Todo ello se encuentra muy próximo en Schönbrunner Schloss Strasse, 47. El precio por el recorrido del palacio es de veinte euros e irá variando en función de las zonas que queráis ver.

 

 

El horario del mismo es desde las ocho y media de la mañana hasta las cinco y media de la mañana. Ya os digo que para mí, no debéis iros sin antes perderos por los jardines y los rinconcitos que rodean el edificio central.

 

 

 

De camino a nuestra siguiente parada , dimos con el STADTPARK:

Se trata de un bonito parque en el centro de la ciudad, a escasa distancia de lugares como la Ópera de Viena.

Es perfecto para dar un paseo y contemplar los edificios y monumentos que encontramos durante el mismo.

Está situado en Landstraße 1030 y es uno de los parques más antiguos de la ciudad pues abrió sus puertas en 1862.

 

 

El río Wien divide el parque en dos y bonitos puentes se encargan de unir ambas parte. Dentro del mismo, se rinde homenaje a Johann Strauss con una estatua de bronce que merece ser vista.

 

Os recomiendo también que os dejéis llevar  por las calles cercanas y contempléis los edificios que las habitan . Hay lugares realmente bonitos como esta escuela de música.

 

 

Si me tengo que quedar con uno de los dos palacios que os muestro hoy, sería con este . Me encantó tanto el edificio en sí como los jardines que lo visten.

 

 

 

La imagen en sí de todo ello , me genera muchísima paz. Fue construido como residencia de verano del Príncipe Eugenio de Saboya  y actualmente es un museo de arte.

Lo encontraréis en la entrada principal en la calle Prinz Euge y el horario es desde las diez de la mañana a las seis de la tarde.

La parada más cercana es de tranvía con el mismo nombre que el Palacio y os deja justo en frente de la puerta.

 
Si no disponéis con mucho tiempo , os recomiendo que lo visitéis al menos por fuera porque de verdad que es muy bonito.
La entrada a  mismo es de 22 €  y si eres menor de 18 años, gratuita.
Por último, me gustaría terminar este viaje con un vídeo resumen de todo ello que podéis encontrar en mi canal de Youtube💚 Espero que os guste 💚
Ver video aquí
Salta y salta bien alto, toca tus sueños con la punta de los dedos, dile al mundo que estas aquí… bailando entre su reino.
Viajar nos da alas, nos regala libertad en pedazos de tierra, nos da la oportunidad de descubrir y descubrirnos … – ohyepblog