Siempre he creído que hay lugares que parecen hechos a medidas. Lugares que te esperaban y que querían , de algún modo, que los descubrieras. Lugares dispuestos a abrirte los ojos y a darte un pedazo de mundo para animarte a que sigas descubriendo muchos más. Estoy segura de que si os digo que penséis en un lugar que os transmita paz, podéis dibujarlo rápidamente en vuestra mente o si os pido que recordéis un lugar importante , tendréis sin dudarlo algo que os ha pellizcado el corazón.

Siempre he creído que la magia existe.

¡Buenos días chic@s! En el anterior post, nuestra visita terminó con el recorrido por el Museo De Sisi . Pues bien, hoy seguimos un poquito más allá y conoceremos la famosa y emblemática Ópera de Viena y la preciosa Biblioteca Nacional.¡Empezamos!

Pulsa en el título para seguir leyendo

 

Justo detrás del Museo de Sisi encontraréis una plaza preciosa con varios restaurantes perfectos para tomar un pedacito de tarta y un buen café , antes de iniciar nuestro recorrido.

Os animo a que os toméis vuestro tiempo entre este complejo de edificios y los disfrutéis.

 

 

 

Posiblemente una de las cosas que más ilusión me hacían de este viaje , era conocer la Ópera de Viena. Al inicio del post os hablo de magia y creo que este edificio  reúne una cantidad indescriptible de ésta.

 

 

Se trata de la compañía con mayor reconocimiento e importancia a nivel mundial y el centro neurálgico de la vida musical vienesa.

Se inauguró en el año 1869 y decidió hacerlo representando una obra de Mozart y hoy en día es un emblema que no pasa desapercibido.

 

 

 

Resistió a la historia y tras verse dañado en 1945 por una bomba , consiguió restaurarse diez años después y dar la lección al mundo de que hay cosas que no pueden ni deben perecer nunca.

 

 

 

Nosotras nos quisimos apuntar al recorrido. Tenéis visitas guiadas en un montón de idiomas , incluido el español y considero que merece muchísimo la pena pues os van explicando – de una manera si que un poco apresurada para mi gusto- cada una de las salas que integran el edificio y cómo se organizan de cara a preparar una función.

 

 

 

Aunque la visita no es muy larga,  puede que aproximadamente dure entre 45 minutos – 1 hora, me  encantó.

Tenéis que fijaros antes de ir en los horarios que tienen previstos para las mismas pues hay muy poquitos  y el precio va desde los 3€ a los 8€ dependiendo del rango de edad y si te encuentras estudiando o no.

 

 

Durante la visita , nos enseñan el hall de la entrada que impresiona tanto por cada detalle como por la magnitud de los mismos, la escalera principal , el escenario, el salón donde descansaba el emperador  antes de la función  , el patio de butacas y algunas otras salas que no os aseguro que os gustarán tanto como las que las acompañan.

 

 

La guía nos contó también que las entradas, debido a la alta calidad de los espectáculos, rondan un precio medio – alto pero que horas antes de que se inicie la ópera, se pueden comprar entradas para verla de pie por tres y cuatro euros. La cola para las mismas suele ser de un par de horas pero si visitáis la ciudad con tiempo, os recomiendo que no os perdáis esta experiencia.

 

 

 

Mi hermana y yo decidimos no perdernos la oportunidad de ver una ópera en la ciudad madre de las mismas y antes de viajar, compramos las entradas a través de la página web. Os puedo decir que es una experiencia que tendré guardadita siempre con muchísimo cariño y que puedo tachar un sueño de mi lista de «sueños por cumplir».

 

 

En definitiva , es uno de los lugares que más me han gustado del viaje y creo que es tremendamente especial.

 

 

 

No podemos hablar de lugares especiales y no visitar esta maravillosa biblioteca. De pronto, me sentí un miembro más del grupo de Harry Potter.

 

Fue construida en el siglo XVIII bajo el mandato del Emperador Carlos VI y es una de las bibliotecas históricas más bonitas del mundo.

La verdad que os deja sin palabras porque se sale, al menos para mí , de la imagen preestablecida que podemos tener de una biblioteca en sí.

 

 

Cada detalle hace que el ambiente sea idílico y que no quieras dejar de contemplarlo. Las estatuas de mármol, las pinturas y frescos en el techo, los muebles que albergan miles de libros , las longitudes de las estancias … todo hace de este lugar una experiencia para vivir .

 

 

Está situada en el centro de la ciudad y la tenéis al ladito tanto de la Ópera como del Museo de Sisi . El horario es de 10h a 18 h y el precio para los adultos es de 8€. Puede que a priori la entrada os parezca un poco cara pero , de verdad, el espacio lo merece.

 

 

Y hasta aquí nuestra visita por Viena. La semana que viene os mostraré un poquito más del viaje❤ Mucho ánimo y fuerza para estos días que estamos viviendo, juntos podemos❤