Seguimos con nuestra guía de Marsella y hoy vamos a hacer una parada en lo que fue mi visita turística favorita, el Castillo de If .

Se trata de una fortificación situada en una pequeña isla del archipiélago de Frioul que me hacía muchísima ilusión conocer por su estrecha relación con el conde de Montecristo.

Inicialmente construido con la idea de servir como estación de defensa costera y finalmente convertido en una prisión en la década 1800. Su posición única y diferenciada de la idea preconcebida que podíamos tener sobre este tipo de instalaciones, le dieron fama pero pasó a la historia cuando Alexandre Dumas la usó para su obra . En ésta , el conde de Montecristo pasó algunos años antes de huir.

Se puede visitar tanto el exterior de la fortaleza y contemplar las bonitas vistas de Marsella de la misma , tomar un café en el bar que hay próximo o/y , un imprescindible para mí, el interior de la misma.

Camináis libremente por la fortaleza donde encontraréis catacumbas, cuarteles, oficinas, pasajes y las celdas de la prisión . Pronto os daréis cuenta de las condiciones en las que vivían los presos que tendrían condiciones muy precarias a menos que pudieran pagar para mejorarlas.

Había leído antes de ir que recomendaban comprar la entrada a través de internet con algo de antelación para evitar las colas. En mí caso, no sé si fue por la hora (10.30 de la mañana aprox ) o por las fechas, no tuvimos problema en cuanto a esto y las compramos allí directamente. El precio es de 6€

Y os preguntaréis ,¿cómo llego hasta allí?. Pues bien, el acceso es en barco y encontraréis salida todos los días en distintos horarios . En los meses de verano comienzan a las siete y media de la mañana y en el resto, a las ocho y media.

Salen desde Gare Maritime en el Vieux Port y el billete de ida y vuelta son 11.10€.

El trayecto dura unos 20 minutos y desde septiembre a marzo, permanecerá cerrado los lunes.

Por último, me queda únicamente recomendaros encarecidamente esta visita. Para mí fue la más bonita del viaje y tanto por las vistas como por el interior y la historia y ficción que acompaña la fortaleza, merece ser conocida.

fotografía Lecturalia
fotografía el próximo destino

Cierro con esto el groso de la guía de Marsella. Indudablemente han quedado muchas pinceladas pero creo que he podido englobar aquello que más me ha llamado la atención y que considero que son paradas imprescindibles en nuestro viaje.

Desde Marsella, también podéis visitar muchos pueblos cercanos y de esto, haré también un post hablándoos de uno de ellos . También quiero hacer una última reseña con ciertos sitios que no he mencionado pero que sí he visto y aunque no me generaron la misma impresión que los que os he comentado, sí que pueden ser interesantes … así como algunos tips de cara a organizar nuestra planificación de un día turístico por esta ciudad.

En definitiva, nos vemos pronto con un nuevo post bonit@s!

Cada hombre tiene su pasión, lo mismo que cada fruta su gusano.- Conde de Montecristo