Volvemos a recorrer tierras francesas para hacer dos paradas más en dos puntos de referencia para todo turista dentro de Marsella.

Nuestros lugares de visita de hoy son, Notre – Dame de la Garde y la Catedral de Marsella.

¡Empezamos!

Basílica de Notre-Dame de la Garde

Si abrís cualquier guía turística sobre esta región , no tardaréis en encontraros con la Basílica de Notre- Dame de la Garde como una de las paradas obligadas para todos aquellos que quieran descubrir esta ciudad.

Conocida popularmente como «la buena madre», está situada a 162 metros de altura al sur del Vieux-Port en la Rue Fort du Sanctuaire.Si vais andando, tenéis que tener en cuenta que el camino es largo y cuesta arriba por lo que el calzado cómodo es más que necesario. Mi recomendación es coger un autobús de línea ( el importe es de 1.20€ aprox y si compráis la tarjeta de viajes , podréis usar la misma tanto para el bus como para el metro y sale muy económico ) o uno de los trenes turísticos que salen de varios puntos de la ciudad , entre los que se encuentra el Vieux- Port.

Se trata de una obra de estilo románico-bizantino recubierta de mármol y pórfido proveniente de Italia con fuerte influencia marinera en la decoración de la basílica. Podemos recorrer tres espacios diferentes en su interior y contemplar también las bonitas vistas de la ciudad desde la parte más alta.

El horario es de las 7 de la mañana a las 18h de la tarde y el acceso es gratuito. No os quiero detallar ni enseñar lo que muestra su interior porque aunque es pequeña, merece la pena ser vista y es indiscutible que la imagen de la misma desde abajo , es de lo más bonita.

La Catedral de Marsella

Un imponente edificio que no pasa desapercibido y uno de mis favoritos en cuanto a la arquitectura que hemos podido ver en Marsella.

Evoca al oriente por su estilo románico – bizantino y fue construida en la segunda mitad del siglo XIX.Se encuentra sobre una explanada, fuera del centro de la ciudad,entre el Vieux – Port y el nuevo puerto comercial.

Podéis ir perfectamente andando desde el Vieux – Port, recorriendo uno de los lados del paseo del mismo u optar por cualquiera de las opciones que os comentaba antes.

La dirección exacta es Pl. de la Major, 13002 y el horario es desde las 10h de la mañana hasta las 19 h de la tarde. Si hacemos un repaso por los elementos que podemos ver, nos encontramos con el pórtico , la nave – compuesta a su vez por otras tres – , el transepto , los santuarios y el deambulatorio.

Como dato curioso y por si vais en esas fechas, cada año la catedral es el escenario de una procesión mariana cuya tradición proviene de Italia , el día 15 de agosto.

También es curioso como vuelve a «unirse» a Italia con las comparaciones que rápidamente la asocian con la San Pedro de Roma .

Armónica, de arquitectura delicada y al detalle, elegante y con una historia impregnada en cada una de sus piezas, es sin duda una de las visitas más recomendadas e icónicas de la ciudad.

Particularmente creo que no os debéis privar de ninguna de ellas pues merecen mucho la pena.

Os dejo hasta aquí con la segunda parte de esta guía 💛Disfrutad del fin de semana y nos vemos muy pronto por aquí!

«No vaciles nunca en irte lejos, más allá de todos los mares, de todas las fronteras, de todos los países, de todas las creencias». Amin Maalouf