Adoro el estilo college . Un estilo que se hizo un hueco por méritos propios y que se mantuvo en el tiempo gracias a una esencia claramente definida e inquebrantable.

Su toque preppy nos tralasda a Oxford , Harvard o a cualquiera de las películas o series icónicas que también se sumaron a una tendencia con proyección, le sacaron partido y le dieron aún más visibilidad.

Un estilo que hemos visto en faldas, pantalones , chaquetas y en casi cualquier prenda y complemento que podamos imaginar. Hoy, toma presencia en forma de falda.

Fue amor a primera vista sin duda. La combinación de colores me pareció perfecta para esta época del año y capaz de dar muchas posibilidades.

Por un lado ,creo que este tipo de tonalidades desprenden una «calidez » que hace frente , estéticamente, al frío que puede acompañar la estación .

Por otro lado, la forma , el largo y las tablas hacen que se genere cierto volumen que resulta perfecto para siluetas más rectas o más lineales. Eso sí, es importante contrarrestar este efecto para no romper la armonía y optar por una prenda más ajustada para la parte superior.

He elegido un jersey que parece hecho especialmente para formar binomio con la faldita. Se ajusta perfectamente al cuerpo y gracias a su color, aporta luminosidad al outfit.

Una tonalidad que , en mi opinión, resulta favorecedora para todo tipo de pieles.

Veréis que este tipo de jerseys son mis favoritos tanto para el otoño como para el invierno. Adoro los cuello vuelto, caja, medios..

He optado por seguir con los detalles en dorado y todas las prendas y accesorios que restan para la totalidad del conjunto, lo integran de una forma u otra.

Empezando por la americana, los botones dorados que la acompañan en ambos lados son el detalle que hizo que no durara en incorporarla en mi armario.

Os he hablado de prendas necesarias y básicos que debe albergar nuestro armario como es una americana pero también os he hablado de ir un pasito más allá e incorporar prendas que consiguen diferenciarse con pequeños detalles. Este es uno de esos casos.

Puede parecer un detalle sin importancia pero no os imagináis el cambio que puede dar a un conjunto más sencillo y el formalismo que le acompaña.

En cuanto a las botas de media caña, no podría ni contar la de veces que he recurrido a ellas. Son tan cómodas como versátiles, estilizan y siempre son una opción segura .

Por último, tanto el bolso como el reloj son dos piezas tan atemporales , fáciles de llevar y combinables que podrían estar incluidas dentro de esa categoría de «buenas compras » y de ver una rentabilidad real en sus incorporaciones.

Se dejó llevar por el otoño y acabó bailando entre sus hojas . No quedaba claro quién marcaba el ritmo, pues es difícil saberlo cuando dos se unen formando uno. – ohyepblog

💛 Americana : Stradivarius

💛 Jersey : Zara

💛 Falda : Zara

💛 Reloj : Chanel

💛 Bolso : Stradivarius