¡Buenos días mis bell@s!

Tras unos días de desconexión , de descubrimiento, de dejarse llevar en lo desconocido y disfrutar de lo mismo,vuelvo de Viena con las pilas cargadas y con un millón de cositas que contaros. Por lo que esta semana tendréis post sobre ello. Ha sido un viaje increíble con mi hermana en un lugar que me ha reafirmado que viajar es una de las cosas más bonitas que podemos vivir.

Hoy , quiero empezar la semana con uno de los looks que tenía preparados desde hace unos días pero con la premisa de que el resto viene cargada de contenido vienés :)¡Empezamos!

 

 

Pulsa en el título para seguir leyendo

 

Es una idea errónea el pensar que un traje de chaqueta y pantalón pueden ser prendas clásicas y por tanto aburridas. Gracias a la continua «actualización » del mismo, tenemos piezas completamente reinventadas con estampados y colores que antes veíamos casi imposibles. El traje a dicho un sí rotundo a ser llevado en multitud de ocasiones donde el contexto es un mero detalle y no algo determinante.

 

 

 

Y si hablamos de reinventarnos ,la longitud de la chaqueta ,sus colores ,el ancho de sus hombros o el tipo de corte siempre pueden afirmar  esa idea.

 

Siempre os comento algo que no debemos de olvidar nunca , la posibilidad en la moda. Disponemos de la libertad para decidir qué nos ponemos y cómo queremos llevarlo. Y eso, en sí mismo es  un completo disfrute. Pues bien, juguemos con ello y demos rienda suelta a aquello que nos haga sentirnos bien.
Los estampados de este tipo ponen toda la carne en el asador y no dejan indiferentes a aquellos que se cruzan a su paso. Son una apuesta arriesgada que lleva consigo la palabra «ganada» .
El traje de pantalón es muy cómodo de usar, hace que los movimientos sean fluidos y siempre elegantes ,perfecto para un día de trabajo .Si cambiamos a un pantalón corto ,hace que el look pase de ser elegante  a divertido y muy casual.
Este que os muestro hoy lo hace ser perfecto para una bonita tarde de paseo , por ejemplo.
Chaqueta ligeramente amplia , manga a la altura del hueso de la muñeca.Combinada con un jersey fino de color pastel ,hace que también por separado funcione muy bien .
El pantalón corto es ideal con blusa blanca y zapato plano y el blazer con cualquier prenda incluso con un vaquero.
Para estilizar ,como calzado, nada mejor que unas botas de media caña.
Por otro lado, destacar que las prendas cortas también pueden ser llevadas en invierno  pues no hay un «no» para ellas a pesar de la estación en la que se encuentren. Creo que acompañadas de unas medias calentitas, son prendas perfectas también para este momento.
Se dijo que disfrutaría de la vida y empezó por darle una patada a los miedos – ohyepblog