Pintemos paredes de colores. Azules y verdes , por ejemplo. Quién es capaz de decir no a la profundidad del mar o al color de la esperanza. Pintemos primaveras si hace falta , juguemos a añadir color a todo aquello que nos plazca .

¡Buenos días bonit@s! Seguimos con looks de mis últimas compritas en noracora y esta vez os quiero enseñar unas sandalias que siguen el mismo estilo que os comenté en post anteriores.

A todo color , extremadamente cómadas y muy versátiles. Todo ello hace que sea una estupenda opción para los días de buen tiempo y para multitud de situaciones.

El diseño me encantó pero especialmente la combinación de las tonalidades con los abalorios en forma de moneda que ocupan la zona central.

He decidido combinarlas siguiendo dos de los colores que más destacaban sobre el estampado , azul y verde aguamarina . Creo que casan muy bien y resultan muy favorecedores .

El pantalón , forma parte de un traje que he decidido usar sin su compañero en esta ocasión. Es de cintura alta y el cinturón ancho nos ayuda a ajustarlo a nuestra medida y que saque partido a nuestra silueta .

Y en cuanto a la blusa, nos os imagináis el partido que le he podido sacar. Finita y vaporosa ,es una apuesta segura para los días más calurosos .

El estilo boho en el que podríamos incluir a las sandalias , es el resultado de la mezcla y el juego entre diferentes estampados . Fusiones coloridas y originales que reinventan códigos y apuestan por motivos que no dejan indiferente. Pues bien , creo que combinar prendas o accesorios de dicho estilo con otras que sean mucho más formales , más sencillas, sobrias o de tonalidades con menos fuerza, genera un equilibrio que visualmente me parece todo un acierto.

Por último y en cuanto al maquillaje, no he querido restar potencia a la mirada y he optado por marcar en negro y un ligero azul y suavizar el efecto con un labial en un tono rosa mate.

Pues tal y como le dijeron al inicio de esta historia, decidió ser pintora de su propio cuadro.