Os confieso que mi amor por la combinación rojo/rosa ha sido algo muy progresivo en el tiempo. He seguido de cerca su recorrido y poco a poco , he jugado con ambos tonos hasta ver en ellos una dupla interesante, enérgica y con posibilidades.

Es por eso que no me pude resistir a incorporar en mi armario esta chaqueta de Loavies.

Son varias las cosas que podemos destacar de la que es , sin duda, la prenda principal de este post. Por un lado creo que como se integran ambos colores en ese estampado , aporta una estética de lo más jovial y femenina.

Es super calentita , nada pesada y muy cómoda de llevar. El tejido es muy suave y la caída es amplia por lo que nos permite que la combinemos con prendas de más grosor abajo y reforzar esa sensación de calidez.

He querido seguir la estética de la chaqueta y es por eso que he optado por no salirme del rojo ni del rosa para la parte de arriba.

Destaco aquí la boina porque ya sabéis que es de mis accesorios estrella en el otoño/invierno . Es indiscutible que siempre ocupa un puesto en cada tendencia y lo cierto es que si pensase en darle forma a la palabra «glamour», es muy probable que uno de esos bocetos esté una boina con ese romanticismo tan propio que la acompaña y esa victoria frente al paso del tiempo que no se cansa de dejar presente.

Para la parte de abajo, unos jeans anchos y unos botines en un color azul – grisaceo de lo más particular.

Me gusta mucho el diseño de este tipo de pantalones porque rodean la silueta perfectamente y le sacan el máximo partido. Son de Zara y desde que encontré este modelo, no dejo de volver a ellos.

En cuanto al calzado, la versatilidad de su color tan particular fue lo que me encantó. Creo que es de ese tipo de tonos que puedes incorporar discretamente a casi cualquier look con éxito y principalmente en aquellos en los que cueste más encajarlos con según que complementos.

Además, su tacón ancho los convierte en una opción apta para el día a día.

¿Qué os parece el look? ¿Os sumáis a las combinaciones rojo/rosa? 💞

Intensidad en los colores, en la vida, en las decisiones. Intensidad como sinónimo de vivir con todas las cartas sobre el tablero, sin medias tintas pero con un excedente de sinceridad emocional. Intensidad en el momento , como todo aquello que traspasa . Intensidad desbordante de un alma que no sacia sus ganas de más. – ohyepblog