Casi de la mano de la primavera y del verano , vienen las ocasiones especiales, los looks de invitada, las bodas o multitud de eventos especiales. Hoy , quiero enseñaros una bonita opción para cualquiera de esas posibilidades.

Adoro tener en mi closet un apartado para vestidos y prendas que pueda destinar con seguridad a estos momentos más diferentes. Prendas que son capaces de «decir » tanto por sí mismas que no necesitan de grandes añadidos . Prendas que poseen identidad propia y una clara diferenciación.

Cuando vi este vestido de Rotita no lo dudé pues tenía todo ello.

Ya os hablé en un post anterior sobre lo mucho que me gusta vestir de azul y optar sobre todo por tonalidades dentro de éste con más intensidad. Creo que favorecen muchísimo, son frescas, imponentes y todo un acierto que ya se han convertido en un clásico año tras año.

Pues bien, no cabe duda que el color es uno de los detalles a destacar de nuestra prenda pero hay muchos otros que merecen mención.Por un lado, la asimetría de las mangas es , sin duda, la particularidad estrella de nuestra pieza. Que la parte que cubre nuestro brazo coincida también con la misma en la que encontramos un lazo con una preciosa caída, alargando visualmente toda la zona y jugando al contraste con la parte descubierta , creo que es una genialidad que hace que veamos a nuestro vestido como una auténtica joya.

Por otro lado el largo por debajo de la rodilla y que se adapte perfectamente a nuestro cuerpo, favorece y potencia nuestra silueta . Además, que la tela posea cuerpo le aporta firmeza y lo convierte en una buena opción para todo el año.

He decidido combinarlo con unos zapatos joya que me llegaron hace unos días y que no podían hacerme más ilusión. Tenía muchas ganas de tener unos de este estilo pero quería salir de la idea de algunos modelos que había visto en repetidas ocasiones. Estos de Guess son lo que estaba buscando. Combinan la idea clásica con un extra de originalidad al decantarse por el troquelado .

Vuelvo a destacar aquí el color porque la identidad del mismo conseguirá dar un extra a ciertos looks y a muchos otros más sencillos, reconvertirlos.

En definitiva, una apuesta elegante y femenina que consigue brillar con luz propia y que se ha convertido en una de las joyas de mi armario.

Y allí estaba ella, vistiendo de azul , invitando al viento a unirse a la fiesta, deseosa por disfrutar la intensidad de los días futuros, amante del presente y siendo, sobre todas las cosas, ella. -ohyepblog