Hacer referencia a un básico de armario es hacer referencia a un imprescindible . Es ser consciente de que hay prendas que pueden ser la base de un todo posterior , los cimientos que nos permiten diseñar el resto con posibilidades .

Ya sabéis que , de cuanto en cuanto, me gusta destacar la importancia de todas las prendas que podríamos incluir en esta categoría e ir mencionando, poco a poco, cada uno de los elementos que constituirían un buen fondo de armario.

Un blusa blanca siempre será un must en nuestro closet.Carolina Herrara ya nos advirtió de que «una mujer jamás debe olvidar tener en su armario una blusa blanca » y lo cierto es que, no importa el diseño que escojamos o el material del mismo pues , sea cual sea, se ha vuelto en un símbolo de personalidad y estilo que no dejará de acompañarnos.

La que os enseño hoy es perfecta para el verano gracias a la ligereza de la tela . La misma que hace que se den transparencias en todo su diseño . Su amplitud y su media manga , generan un volumen en la zona superior que resulta muy favorecedor y cuyo efecto potenciaremos si lo combinamos con una prenda más ceñida en la parte inferior.

De esta forma, hacemos ya mención a nuestro segundo básico : unos jeans negros . Sientan estupendamente y alargan nuestra silueta visualmente.Su neutralidad permite que sea llevado a todo tipo de eventos y que se adapte a todos los estilos . Del mismo modo que toda combinación es bienvenida.

Se trata de una prenda que actúa de perfecto comodín sin dar lugar a dudas.

El toque de color lo aportan las sandalias. Tenías muchas ganas de unas de este estilo y la verdad que han sido todo un acierto. Son de Noracora y son tan cómodas como bonitas. Lo único que os diría a tener en cuenta es que , al menos en mi caso, al ser un tipo de zapato tan abierto,una talla menos de la habitual me viene mejor. Puede que este detalle dependa de la marca en sí pero por si a caso, es importante tenerlo en cuenta.

En cuanto al diseño en sí, se trata de un clásico hecho en España. Los primeros en usarlas fueron los honderos de las Islas Baleares en sus batallas contra los romanos y muy posteriormente, los campesinos y labradores de la zona , comenzaron a usarlas para afrontar sus largas jornadas de trabajo . Desde aquel entonces, este calzado nos ha acompañado a lo largo de la historia y se ha ido reinventado para convertirse en todo un «boom» que no deja de ganar fieles seguidores.

En cuanto al color, tenía muy claro que quería un tono pastel para dulcificar el modelo y para generar cierto contraste con los tonos más cálidos.

En definitiva, creo que se trata de un look cargado de atemporalidad e idóneo para nuestro día a día.