¡ Buenos días bonit@s!

Ya es más que sabido que si hay una pareja consolidada en el mundo de la moda y en cuanto a tonalidades se refiere , es el blanco y el negro.

Pulsa en el título para seguir leyendo

Podríamos decir que han pasado las bodas de oro con tanto éxito que se han convertido en todo un referente para cualquier miembro de la gama cromática .

Se trata de una combinación ganadora y además, tan versátil como favorecedora.

Pero el  look de hoy no solo tiene como protagonista ambas tonalidades , cabe destacar la pieza principal. Una prenda que sería claro sinónimo de originalidad ya que se trata de una falda – pantalón perfecta para cualquier ocasión especial.

Siempre me ha gustado incorporar a mi armario prendas especiales que aunque igual  no son aptas para cada día ni para afrontar largas jornadas de trabajo, son perfectas para esos momentos diferentes que pueden llegar a significar tanto para nosotr@s.

 

En esta ocasión, he decidido combinarlo con un top de encaje negro , de tal forma que pueda apreciarse todos los detalles del pantalón desde la cintura.

Como chaqueta, una americana . Su origen se remonta a finales del siglo XIX cuando eran utilizadas por los cazadores  y  actualmente , se ha convertido en un básico que no puede faltar pues acabará convirtiéndose en una prenda recurso que nos salvará en cientos de ocasiones.

¿Por qué dos colores, uno al lado del otro, producen música? ¿Puede alguien explicar eso? No. De la misma manera en que uno nunca puede aprender a pintar en realidad.
(Pablo Picasso)