¡Buenos días bonit@s!

A veces , no nos damos cuenta de lo mucho que puede llegar a suponer una prenda . Sí, algo que a priori puede parecer básico y con una funcionalidad muy clara, se acaba convirtiendo en una pieza más en nuestra vida.

Pulsa en el título para seguir leyendo

En una percha ocupada de nuestro armario. Ese armario que , para tod@s los que nos gusta la moda, miramos con especial ilusión y cuidamos con mimo.

Hay prendas que no son solo prendas . Son circunstancias, son el dinero que apartaste con cariño para comprarla, las ganas con las que te la pusiste , la sonrisa al mirarte al espejo y las que provocaste.

Son tuyas y puede que dentro de veinte años de tus hijos y quien sabe si en otros treinta puedan serlo de tus niet@s. Son legados, primeras y tal vez últimas citas, viajes, inviernos y primaveras.

Son todo aquello que tu les regales el valor de ser.

Y puede que os parezca una tontería, pero este jersey es una de las prendas a las que más cariño le tengo . ¿ Por qué ? Pues porque es apasionadamente rojo , tan calentito como la mejor de las colchas, con un escote tan sugerente como acordonado.

Porque lo vi en un rincón abandonado y me lancé sobre él, porque mi hermana insistió mil y una veces en que lo dejase en el mismo rincón y porque … es mío y no necesito más.

-Feliiz miércoles bonit@s-