Quién dice que no puedas subir a un desván en proceso de construcción y aprovechar dicho contexto para hacer alguna que otra foto con tu nuevo abrigo pomposo.

 

Pulsa en el título para seguir leyendo

Tal y como os decía, he encontrado el abrigo más pomposo y gustoso sobre la tierra.Es extremadamente cómodo y te sientes totalmente arropada entre algodones.

Además, es un compañero más que perfecto para enfrentarse al frío polar si es necesario.

Adoro este tipo de texturas que hace que una  prenda no se quede simplemente en eso . Te acompaña en cada movimiento con una suavidad característica y te envuelve con delicadeza y al completo.

Se trata de una prenda que no tarda en convertirse en un básico de armario gracias a todo lo que la caracteriza y que, además, nos brinda versatilidad, añade toques de color a los looks más neutros y su atemporalidad destaca a simple vista.

Lo he combinado con un jersey en el mismo tono del abrigo y en beige para seguir jugando con esa imagen más dulce que puede aportarnos dichos colores.

Para la parte de abajo, unos pantalones estilo deportivo anchos y a media perna. Hemos visto este tipo de pantalones durante todo el año y no es para menos. Me encanta combinarlos con prendas más arregladas y conseguir un look actual, desenfadado y chic.

Además, se ajustan perfectamente a la cintura gracias a su goma y son perfectos tanto con tacones como con deportivas. Todo vale.

¿Qué os parece el look?¿ Sois de l@s que tenéis también ese abrigo – edredón en vuestros armarios ?¿ Os sumáis a reconvertir las prendas sport y darles un giro radical?

Nos vemos el lunes con más moda bonit@s. A por un fin de semana estupendo