Creo que el estampado de cuadros es un claro protagonista allá donde está. Un acierto sin dudas, una opción por y para todos , una versatilidad sin medidas , una opción que siempre está y nunca da una negativa.

 

 

Pulsa en el título para seguir leyendo

 

Negro y amarillo, son los dos colores elegidos para este look. Un contraste que adoro y que resulta súper favorecedor.

El amarillo es un color luminoso que capta todas las miradas a su paso. Es asociado a la belleza , la juventud ,la creatividad  y la sensualidad. Y en moda, lo hemos podido ver dentro de las tendencias y siendo combinando de mil formas o incluso arriesgando y apostando por un total look .

 

 

 

Por otro lado, el negro le aporta ese lado más opaco , un equilibrio entre luz y oscuridad perfecto  y la elegancia que lo caracteriza .

Se trata de un tono que inspira seguridad y confianza , que estiliza nuestra silueta y mejora la figura , haciendo así que lo podamos usar a nuestro favor para destacar rasgos o para disimular aquello que queramos.

Otra de sus grandes ventajas, es la verdad absoluta de que va bien con todo y en todos los contextos. Me encanta usarlo en mi día a día pero también apuesto siempre por este color para eventos de noche  y con un bonito accesorio que destaque , el efecto es doblemente positivo.

Por último , ningún otro color lleva atemporalidad en su adn como este.

 

 

 

Empezaba este post hablando del estampado de cuadros y no es para menos. Ha quedado ganador en la carrera de estampados must have para el otoño y se convierte en necesario cada temporada en todas sus vertientes.

Lo vemos en formato tartán sacando su lado más rebelde , más británico e incluso más elegante para looks de oficina con una mezcla de actualidad y de historia que tiene un resultado tan frenético como adictivo.

 

 

También lo podemos encontrar en su estilo más setentero y preppy . Años pasados regresan a nuestro armario para recordarnos que lo que funcionó en su momento puede perfectamente obtener los mismos resultados años más tarde.

O podemos optar por un estilo príncipe de Gales  y acaparar el street style desde otra perspectiva.

En cualquier caso, el estampado de cuadros viene para todos los gustos y estilos pero con un mensaje claro : Sobrevive y sobrevivirá a la historia .

 

 

 

Si hay un calzado que me ha conquistado desde hace unos años hasta ahora, son las DR.Martens. Os digo de verdad que si hiciese una lista de cinco pares de zapatos que debemos tener en nuestro armario como básicos necesarios y con los que podemos formar cualquier look, estos estarían los primeros.

Jugar con ellas y combinarlas con vestidos , faldas, pantalones de mil tipos … forma parte de su encanto.

Podemos sacarles el máximo partido de mil formas e incluso atrevernos a combinarlas con un look muy festivo y que aporten el toque rompedor.

 

 

 

Pasando a complementos, os he hablado un montón sobre las boinas y aquí la tenemos nuevamente. Si hablamos de estilo francés , inevitablemente este complemento aparece en nuestras mentes. Símbolo de artistas y bohemios que terminó por convertirse en un fashion statement  y en un accesorio clave para todos.

Es elegante , fácil de incluir en nuestros looks y nos da la posibilidad de colocarla  al gusto e improvisar con ella.

 

 

 

Por último, el vestido que habéis podido ver se trata  un básico con ciertos añadidos que le aportan originalidad y hace que rompa con la línea sencilla que podemos tener a priori de un vestido negro.

Sus brillos en forma de punto que dibujan con delicadeza el vestido le otorgan un punto muy femenino y chic que me encanta. Por otro lado posee mangas terminadas en frunce por lo que la zona de los brazos se ve especialmente favorecida y para terminar, su escote  en v con esa abotonadura alarga visualmente la zona del cuello, aporta luz a la zona superior y sienta de maravilla.

 

 

Le dijeron que con la mente podría llegar a cualquier parte y entonces lo vio claro, decidió ponerle alas y ayudarla a emprender el vuelo. – ohyepblog