¡Buenos días bonit@s!

Los chalecos largos que cobijan vestidos vaporosos y las botas estilo militar son dos de mis perdiciones cada invierno.

Pulsa en el título para seguir leyendo

En cuanto a los primeros, poco tengo que decir de ellos que no sepáis ya. Actúan como una segunda capa y un fiel ayudante para cualquier prenda de abrigo que requiera un extra para hacerle frente al frío.

Me encanta llevarlos con vestidos para que parezca visualmente que hay una única pieza .Además, me gusta añadirle siempre un cinturón para que la silueta no se pierda y poder resaltar así la zona de la cadera o de la cintura.

He optado ya por las medias porque empieza a hacer cierto fresquito y ya sabéis que aunque adoro el frío, soy un poco friolera. Por encima de éstas, unos calcetines gorditos que sobresalgan un poco de las botas. Me encanta el efecto que conseguimos con este detalle pues creo que le añade un punto de personalidad y diferenciación al look.

Las botas estilo militar se están volviendo en toda una pasión oculta para mí. Estoy en busca y captura de unas Martens pero hasta entonces os voy enseñando el modelo de hoy.

Son en un color verde oscuro, con suela anchita perfecta para caminar y totalmente impermeables por lo que son una opción segura para cualquier día.

Este tipo de calzado, se ha convertido en rey de pasarela y calles , captando seguidores paso tras paso.

 

Su historia comenzó en 1945, cuando Klaus Martens, un médico de la Fuerza de Defensa alemana durante la II Guerra Mundial, se lesionó un tobillo esquiando y comprobó lo mal que llevaba ese tipo de calzado frente  a la lesión. Ante esto, decidió modificar el zapato para ajustarlo a sus necesidades.

Sin duda, se trata de un calzado atemporal, que rompe con todos los esquemas y que es perfectamente conjuntable con los looks más elegantes para conseguir darles un punto extra y otra visión.

Pisa fuerte pero sin prisas. Disfruta de cada momento que te dan las calles por las que vagas con ese café que tanto te gusta.

Saborea el calor en tu boca que mata con descaro el frío del entorno y no te olvides de mirar alto pues no todas las estrellas son descubiertas al caer la noche.

Feliz fin de semana bonit@s