Si hablamos de básicos de armario, tenemos que hacer mención a una prenda que se ha ganado ese puesto por mérito propio : la camisa.

Si hacemos mención a su historia , podría daros multitud de datos porque una de las características fundamentales de una prenda considerada un básico de armario, es su atemporalidad.

Y como todo en la historia, ha pasado por diferentes fases. Fue todo un escándalo en 1793 al ser parte del vestuario de un cuadro de Maria Antonietta , fue un hito desde su nacimiento que no tardó en conquistar la moda femenina y masculina, fue un sinónimo de posición social y riqueza , fue aliada de citas de negocios , fue compañera de ámbito militar y hoy es un reclamo que no entiende de momentos ni de clases , un canto a la identidad y una opción acertada para cualquier circunstancia.

La que os enseño hoy mantiene una estructura clásica pero va un pasito más allá y añade líneas verticales que la recorren de lado a lado. Esto visualmente hará que nuestra prenda sea más larga.

He querido jugar con diferentes texturas y he optado por combinarla con unos shorts de cuero. Son entallados y favorecen un montón nuestra silueta.

Ya sabéis que me encanta mezclar estilos y una nota más de ello son las sandalias elegidas.

Diría que son el punto fuerte del look y aquello que da la nota de color y rompe con la estructura mental que podíamos estar creándonos al inicio.

Soy muy partidaria de la combinación de estampados con fuerza y poderío con prendas mucho más sencillas .

Por último, el bolso. He escogido uno pequeño, de color negro y estilo boho con unos largos flecos que captan nuestra atención al instante. Va muy acorde con nuestro calzado y mantiene esa combinación de estilos.

Decía que el mejor consejo que le habían dado era «vive y ríe». Cuando me lo contó no lo entendí . Poco faltó para que le diera toda la razón. – ohyepblog