Y se propuso hacer competencia a las estrellas y vestirse de brillo bañado en gris . Se regaló ese momento por y para sí porque no había ningún pero. Eran tiempos de celebración , de cumplir sueños .

¡Mis bell@s! como cada año, Diciembre trae consigo looks arregladitos para todo lo que acontece en Navidad. Así pues, durante esta semana y la próxima , subiré distintos outfits para esas cenas / comidas, eventos de empresa, reuniones familiares, fin de año … Espero que os guste este tipo de contenido .

¡Empezamos con la primera propuesta!

Ya os hablé hace unas semanas de Shewin, una marca que descubrí hace poquito y que me maravilló, entre otras cosas por los diseños que ofrece su catálogo y por la calidad de cada uno de ellos.

Estaba buscando un par de vestidos largos que realmente me impresionaran para dos eventos importantes que tengo en las próximas semanas y de los que os hablaré tanto por aquí , como por mi instagram – @ohyep.es – y en cuanto vi este lo tuve claro.

Tanto el dorado como el plateado tienen un claro sí en mi armario. Creo que son colores que llevan ya cierta elegancia impuesta en su ADN y que favorecen a aquellos que lo portan siempre que no se caiga en el exceso o en recargar la prenda principal .

Como os comentaba, para mí el largo de la prenda ha sido un detalle determinante pero estoy segura de que este mismo diseño en corto también sería precioso. En cualquier caso y volviendo al largo, hay varios detalles que me gustaría destacar.

Por un lado, he optado por unos tacones bastante altos porque quería que tuvieran protagonismo e hicieran contraste gracias a su color pero también podéis llevarlo con unos más bajitos de tal forma que el vestido los cubra y al no verse, generaremos cierta continuidad lineal ,añadiremos unos centímetros de largo visualmente y nuestra silueta también se verá afectada positivamente por este efecto.

Por otro lado, el detalle de que el acabado de la prenda por la parte de atrás sea abierto … me apasiona. Favorece muchísimo y más aún a las que somos bajitas porque nos veremos mucho más estilizadas.

Otro punto a destacar, es el escote. La forma en V y como finalizada en ese entrecruzado , es apto para todo tipo de pecho y consigue , nuevamente, que toda la zona se vea favorecida y nuestro cuello alargado. Realmente creo que el patrón en sí fue pensado para hacer que toda nuestra silueta destacara porque cada uno de los detalles que lo forman , contribuye a ello.

Precisamente por lo que os comentaba del cuello, he decidido no añadir ninguna joya o complemento para no sobrecargar la zona y no restarle protagonismo.

Podéis arriesgar con unos pendientes un poco más grandes , tal vez de pedrería aunque yo optaría por unos cortos o más sencillos como los que os enseño.

Por la misma razón de no seguir potenciando una imagen que ya adquiere fuerza gracias al vestido , he decidido llevar el pelo suelto y me he decantado por un bolso de mano también en plata para que fuesen los zapatos los únicos que proporcionaran esa nota de color que tanto me gusta y que rompe ligeramente la imagen cromática que estábamos creando.

Ya os dije alguna vez que para mí la moda era arte y cada patrón un lienzo dispuesto a dejarse cautivar por el artista que lo mira y mima para después hacer de éste una realidad dispuesta a conquistarnos. Vestidos como este, reafirman en mí esta idea

¿Qué os parece el look? Creo que sería una opción perfecta para un evento de noche arreglado, fin de año o para esas cenas de nochebuena en restaurantes / hoteles. Sea cual sea el caso, sí que creo que es un diseño muy marcado para un acontecimiento nocturno.

Os espero el miércoles con la siguiente propuesta :)!