¡Buenos días bonit@s!

A veces, un básico se convierte en algo más que eso. Se convierte en el aliado perfecto para tantas ocasiones que enumerarlas sería imposible, en un elemento tan fundamental en tu armario como las puertas que lo abren ,  en el recordatorio de que acertar no consiste en recargarse o  vestir de más. Las pequeñas cosas cobran más importancia .

Pulsa en el título para seguir leyendo

Y si hablamos de piezas necesarias, una sudadera básica negra no puede faltar.

Relacionada en sus inicios con el deporte y puede que con esos domingos de manta en la que interpreta un papel de pijama secundario , se convierte en prenda clave para cualquier conjunto que se nos ocurra.

 

Cuando me llegó, tuve claro que quería acompañarla de algo un poco más elegante  y es por eso que me decanté por un pantalón palazo de rayas.

 

No os imagináis lo cómodos y versátiles que son. Además , gracias a su tejido ligero y vaporoso son perfectos para esta primavera – verano y como punto extra, alargan nuestras piernas visualmente.

Por último, los zapatos. Que la doble suela no nos asuste. Son cómodos y muy fáciles de llevar .Tenía muchas ganas de un calzado de este estilo y os puedo asegurar que han sido todo un acierto.

 “Simplemente trato de hacer moda con un poco de poesía”, Gianfranco Ferré


-Sudadera : Rosegal

-Zapatos : Gamiss

-Bolso : Bimba & Lola