¡Buenos días mis bellos! Mañana es un día señalado en el calendario pues toca despedir un año que ,como todo , nos ha traído un sin fin de cosas para recordar esperando que la balanza de aquello que nos ha hecho feliz sea mucho más pesada que su lado opuesto .

 

 

 

Quiso soñar con la luna y lo que nunca imaginó es que acabaría bailando entre sus cráteres – ohyepblog

Pulsa en el título para seguir leyendo

 

En mi caso , será el primer fin de año que pase fuera de la tierrina y en cierto modo , ya le está dando al 2020 un comienzo diferente .

A fin de cuentas   , si algo he aprendido durante este año atrás es a gestionar aquello con lo que no contamos de la mejor forma posible. De aquella que no nos repercuta emocionalmente , que se sincronice con el resto de nuestros quehaceres .

 

 

 

 

 

Dejaré mi resumen anual para mañana (@ohyepblog) y me centraré en el look . No sé si os pasará , pero a mí me invade siempre un nerviosismo agradable a la hora de buscar el vestido idóneo para fin de año.

Y si os soy sincera, aún estoy en búsqueda pero os quiero dejar una propuesta que me encanta.

 

 

 

 

Creo que es una noche para atreverse , para dejarse llevar y para lucir exactamente lo que nos apetezca . Brillos, lentejuelas, transparencias, superposiciones, multitud de colores … todo esta permitido. Da rienda suelta a la creatividad y diviértete.

 

 

 

 

Por lo general, opto por un vestido que tenga todo aquello que me apetece llevar  . Es decir, en el que os enseño podéis ver diferentes puntos con los que me siento bien , favorecida e identificada.

 

 

 

 

Por un lado, transparencias. Adoro como sientan en los looks de noche, femeninas y con un punto seductor y original que pueden reconvertir una prenda sencilla en todo lo contrario.

 

 

 

Por otro lado, brillo y corte . Parte central ajustada y parte baja suelta con una caída que acompaña nuestros pasos y deja ver nuestras piernas gracias a las aberturas laterales, dando así un efecto visual mucho más bonito del cuerpo en su conjunto.

En cuanto al escote, prefiero escotes sencillos en la parte delantera y dar protagonismo a la espalda con algún elemento que haga que destaque o dejarla al descubierto. Esta prenda , consigue dar protagonismo a todo ello.

 

 

 

Los accesorios son fundamentales en cualquier look y en una noche así no podemos renunciar a ellos . Es hora de hacer hueco a esos complementos más especiales , aquellos con colores más llamativos o con estampados poderosos. No os preocupéis por los contrastes porque lo importante aquí es que os veáis bien. Como os decía al principio , en cuestión de vestuario … es una noche para sentir nosotros mismos.

 

 

 

Baila , baila y baila . Muévete al son de tu vestido o al revés , que nada importe. Es una noche para ti , una noche para cerrar con broche de oro – plata o bronce un año que te ha dado. Te habrá dado multitud de cosas – de momentos – de personas  y de vivencias y tristemente, también se habrá llevado muchas otras pero de todo, y aunque pueda sonar a cuento chino, se aprende y se sale más fortalecido. Puede que necesitemos la ayuda del tiempo para ello pero también para eso está. Al 2020 le pido que me siga cobijando al lado de los míos y que mis ideas sigan estando claras pues con ellas conseguiré construir todos los caminos que quiera y el ritmo de mis pasos ya se irán marcando. – ohyepblog