Azul Klein , si hubiera que dar color a la profundidad sin ninguna duda sería este.

Una tonalidad concebida por el artista francés Yves Klein que no dudó en dar nombre a una intensidad indiscutible  , al reflejo del mar en su máxima expresión , al espesor de una pintura que rebosa identidad.

Hay tonalidades que poseen cierto poder propio, que son capaces de sacar el máximo partido a una prenda únicamente por el color que las invade, sin necesidad de ningún añadido más, sin florituras ni complejos diseños . Es el caso , sin ninguna duda , de este color.

Este vestido de @astylish_official.ye.Judy es para mí , una de esas joyas que guardas en el armario con sumo cuidado y mimo ,no por miedo a que pueda deteriorarse ,si no por todo lo que puede llegar a representar, por la forma en la que te ves reflejada, por cómo te sientes cuándo te lo pones, por lo favorecida que te ves con él. Y sí , esa también es parte de la magia de la moda y de todas aquellas pequeñas cosas que consiguen marcar un bonito punto de inflexión.

¿ Y a qué me refiero ? Me refiero a esas sensaciones como la que eriza nuestra piel cuando olemos ese perfume que tanto nos gusta , cuando saboreamos  una taza de nuestro café favorito después de un largo día de trabajo  o a la ilusión que nos acompaña al ir a ver esa exposición de nuestro artista favorito. Me refiero ,a todo aquello en lo que depositamos y recogemos pedacitos de todas esas cosas que nos apasionan o de todos esos momentos que nos mueven. Es fundamental que les demos valor porque realmente lo poseen . Y aquí , para todos los que nos apasiona la moda, ésta tiene un asiento reservado en primera fila que se ganó a pulso.

Cuando estudié asesoría de imagen , una profesora nos reiteraba que aquello que vestíamos formaba parte de una carta de presentación que dibujaba y dejaba ver, detalles de nosotros mismos  y , queramos o no, no podemos negar que hay razón en esto . Es algo que habremos escuchado y leído en cientos de ocasiones, pero al menos en mi caso, hasta que no me metí de lleno , no empecé a ser consciente del significado que puede haber detrás de ello . Pongo este ejemplo no para que concibáis la forma en la que vestís como una prioridad o para que le deis un valor añadido con el que no contabais, simplemente para que seamos conscientes del valor que pueden tener las pequeñas cosas y de cómo todo aquello que nos hace felices debería tener un papel determinante en nuestro día a día. Y si hay algo que hace que el camino sea más llano, es ser fieles a nosotros mismos y a nuestra identidad .Apostar por el reflejo que queremos dar pero fundamentalmente, por el que queremos darnos.

A fin de cuentas, en lo que nuestra profesora nos insistía con sus palabras era en que sí había pasión detrás del motivo por el cuál estudiábamos esto. Empezáramos el camino para con nosotros mism@s.

Y así pues, el azul Klein no es el único detalle que hace que este vestido sea diferente, su escote V rompe con una estructura que podía ser lineal en la parte superior y lo dota de muchísima feminidad.

El juego que nos regala el diseño que envuelve brazos y hombros, permite jugar con los volúmenes , con la imagen general de la pieza y hacer que toda esa zona se vea favorecida.


Así mismo, el tejido grueso pero entallado que actúa de segunda piel consigue hacer que nuestra figura destaque y que se vea visualmente estilizada. Como os decía al inicio del post, se trata de una de esas piezas que podemos categorizar como «joyas de armario».

En definitiva, se trata de una prenda con la que me siento yo misma . Una prenda a la que doy valor por lo que provoca en mí.