Buenos días bonit@s!

Lo que a priori puede parecer una combinación carente de cualquier sentido y diferente a lo que estamos acostumbrados a vestir, acaba convirtiéndose en un look favorecedor, versátil y de lo más original.

Pulsa en el título para seguir leyendo 

Atreverse vendría a ser la palabra que mejor lo resume. Debemos atrevernos a ponernos todo aquello que nos apetezca, todo aquello que nos haga sentir y vernos bien.

Jugar con la ropa, combinar, mezclar prendas aparentemente imposibles de encajar, conjuntar tantas tonalidades como queramos …  La moda nos regala la posibilidad de ser quien queramos, pero, principalmente, mas nosotros mismos que nunca.

Dejémonos de tonterías, del que dirán y del como me verán. Apostar por nosotros mismos es la mejor de las decisiones.

Cuando vi este vestido tuve muy claro con que quería combinarlo. Tiene un estilo muy clásico y bonito con detalles como las perlas y el bajo que hace que se diferencia de cualquier otra prenda del closet.

Por todo ello, quise romper esa línea y añadirle una chaqueta vaquera oversize de un estilo totalmente opuesto para así lograr un look más desenfadado.

Añadí también unos salones y un bolso en color rojo a juego con el color del estampado de la chaqueta y unos maxi-pendientes.

Hablemos de héroes y princesas, de ilusiones que jamás llegaron a ser algo más que eso: sueños. Hablemos de promesas que vendimos, de cicatrices que nos dejaron cohibidos. De por qué nos empeñamos en buscar la felicidad en su utopía más ingenua, haciendo que el listón, tan alto, no nos deje ver más allá de nosotros mismos. Por eso, paremos el tiempo; y hablemos de empezar por el principio. Por aceptarnos tal como somos, en nuestro día a día, en nuestra versión original, y encontrar la auténtica felicidad en nuestras más perfectas imperfecciones


  • Vestido : Shein
  • Chaqueta : Zara