Toma por fin el protagonismo el abrigo , una prenda básica para pasar los días de frío y salir a la calle con estilo .Elige el perfecto  y atrévete a dejar el negro de lado .
Pulsa en el título para seguir leyendo

Pasional ,vivo,atrevido ,alegre ,el rojo es un color que me encanta y para un abrigo es de lo más acertado ,alegra nuestro armario y nos hace brillar incluso en el día más gris de un gélido invierno.Con respecto al largo ,podemos optar por el clásico modelo que llega hasta las rodillas o por los largos como en este caso.

Lo ideal es que sea versátil ,nos abrigue ,sea bonito y muy combinable y este lo tiene todooo!!
Con solapas , cruzado y de doble botonadura muy propio incluso para un look masculino.Lo he combinado con un jersey de cuello alto tan de moda en los 90 y que aporta mayor sofisticación que el clásico jersey de cuello de caja ,práctico y perfecto para no pasar frío.
Un pantalón vaquero negro desflecado en su máxima potencia e irregular para la parte de abajo. Adoro que las prendas presenten detalles como estos y rompan con el esquema más típico que podemos tener .
Los zapatos con tacón son el complemento más común para acompañar a estos vaqueros o unos botines de medio tacón cómodos para pasar un bonito día .
Siempre al rojo. Tal y como si jugásemos a una ruleta con fecha interminable, la apuesta es tan segura que sería toda una tontería parar.
Acierto en todas sus facetas y múltiples significados . Pasión estampada en una maraña de hilos cuanto menos seductores que no dudan en dejarse atrapar por aquellos que los miran. Capacidad sin igual para favorecer a todo portador , para hacer brillar su piel incluso cuando el cielo se cierre y las estrellas cubran la noche. Facilidad para sonrojar las mentes que a su lado pasan.
Rojo. Mi adorado abrigo rojo.
Que disfruteís el finde bell@s!!