Si hablamos de prendas necesarias en nuestro armario ,una de las que debe estar en la lista sin ninguna duda es un abrigo negro.El corte y la forma del mismo son detalles secundarios en esta ocasión pues lo que prima y los que nos va a dar una versatilidad sin igual es el color.

El que os enseño hoy es de Shopcozy y me gusta porque además de ser una buena incorporación al fondo de armario, tiene varios detalles que hacen que se desmarque de otros diseños más sencillos. Por un lado ,el estilo clásico y el elegante que le acompaña y el diseño del mismo, me recuerda de alguna forma a la moda británica y con ello a todos los bonitos adjetivos que podemos acompañar de un estilo que ha sido tendencia en sí mismo e inspiración.

Por otro lado y en relación también con lo anterior, la abotonadura que recorre de arriba a abajo nuestra prenda es un detalle clave a la hora de diferenciarlo.

No pesa nada y aunque es más finito de lo que puede parecer a simple vista, aporta la calidez suficiente si es acompañado de las prendas adecuadas. En este caso, me he decantado por un vestido de punto de la misma marca que también me parece todo un básico al que recurriremos en multitud de ocasiones. En la web de Shopcozy tenéis los tres colores disponibles y cualquiera de ellos me parece una decisión súper acertada .

Ya os había comentado en otras ocasiones, que las prendas de cuello vuelto son un imprescindible para mí en esta época del año y si bien es cierto que ya tenía vestidos de este estilo, no tenía ninguno de una tonalidad neutra y los colores como negro -blanco – gris – beige – marrón … son para mí la base necesaria para construir un closet atemporal ,rentable y con posibilidades.

Una vez que tenemos los pilares definidos , la invitación a crear y a dejarnos sorprender por otras gamas cromáticas, viene sola y es mucho más fácil así generar cierta coherencia entre todos los elementos.

Siguiendo un poco una de las posibles estéticas que me sugiere el abrigo, Dr. Martens como calzado y un sombrero de ala ancha como accesorio principal.

Siempre que me preguntan si merece la pena hacerse con este modelo de calzado, mi respuesta es un sí rotundo. Os enseñé en el último post de moda que subí las que tengo en color granate y aquí os muestro otro modelo de doble suela , de caña más alta que el anterior y de un negro icónico dentro de la marca.

Es ese tipo de calzado que sabes que te durará y que te acompañará en multitud de situaciones porque es tan válido para un look de diario como para un look festivo. Adoro el contraste que genera con un vestido de brillos o lentejuelas, por ejemplo.

Hace un par de años, me enamoré perdidamente de los sombreros, boinas y todos los accesorios que podamos englobar en la misma categoría . Pues bien , de tal intenso amorío surgió una pequeña colección de la que estoy especialmente orgullosa y en la que los sombreros de ala ancha tienen una presencia importante.

Creo que es ese tipo de accesorios que nunca desaparecen . Puede tener momentos donde su furor se ve en el street style y otros con un protagonismo más ligero pero siempre vuelve y lo hace denotando identidad . Como aquello que de verdad deja huella.

Por último y haciendo mención a otros detalles , he añadido un cinturón para hacer un poquito más corto el vestido ya que las botas también añadían unos centímetros .

Nunca miraba al horizonte por el mero placer de hacerlo. Era su particular guiño al futuro, su carta de presentación a un caminito formado por propósitos que se había ido solapando unos a otros a medida . Era su desafío particular, su duelo a quemarropa con el porvenir , el todo por el todo , su apuesta más personal … y nunca mejor dicho – ohyepblog