¡Mis bell@s! Como cada año, se acerca el 11.11 de Aliexpress y siempre es para mí , como buena amante de la moda, una fecha marcada en el calendario. La oportunidad perfecta para hacernos con artículos diferenes , para darnos un capricho o para renovar básicos .

Este año no he podido resistirme y aunque ya tengo la cesta llenita, me enamoré de esta chaqueta y no he podido esperar más para darle un hueco en mi armario.

Tenía muchas ganas de dar con una chaqueta como la que os enseño hoy. No sólo su diseño me atrapó, también los detalles que forman parte de ella y que hacen que se desmarquen de otros modelos más sencillos.

Por un lado, este estilo de tejido – tweed- me fascina. Se trata de una lana muy resistente y cálida originaria de escocia , de textura calada y de un patrón de lo más particular que no tardó en hacerse popular en sus inicios y de asociarse a las acitividades de ocio de la élite.

Ha perdurado en el tiempo, haciéndose un hueco más que merecido, plasmándose en todo tipo de prendas y accesorios y reinventándose pues son varios los tipos de tweed que podemos encontrar ( harris/donegal/seda…) y todos ellos con una elegane e icónica presencia.

Por otro lado y si pasamos a los detalles, tengo que empezar con el color. El rojo es uno de mis colores estrella a la hora de vestir. Derrocha significado, poderío , pasión y fuerza y nada se puede hacer ante semejanta carta de presentación salvo acogerla y sacarle el máximo partido. Verdaderamente me parece toda una declaración de intenciones en el mundo de la moda, un paso al frente y un «aquí estoy yo » desbordante de energía .

Los tonos dorados que bailan entre hilos con nuestra tonalidad base y que adquieren protagonismo con los botones, potencian la elegancia de la prenda y favorecen todo el conjunto.

El punto extra de originalidad nos lo da el cinturón de eslabones que lleva consigo un pequeño bolso en el mismo tejido .

Como os he comentado en otras ocasiones, valoro muchísimo y me siento especialmente atrapada por las prendas que «juegan» de alguna forma con todos los tiempos. Es decir, conservan ese tradicionalismo de un tejido con legado y de una estructura sofisticada pero también desborda actualidad en detalles como ese.

Para no restarle protagonismo, he optado por llevarla en forma de vestido. Tiene el largo suficiente para permitirlo y nos desmuestra con ello que la versatilidad está servida.

He añadido unas medias Balenciaga que me encantan y que dan ese toque más personal al look y unas sandalias de tacón altas con algo de plataforma en la parte delantera.

Las piezas en cuanto a joyería que acompañan son de APM Mónaco . Gran parte de las piezas de joyería de mi particular colección son de esta marca pues sabe reunir a la perfección todo lo que me gusta en una pieza y hace que me sienta identificada con la misma hasta el punto de que son un complemento indispensable en mi día a día.

Por último, la boina de lentejuelas. En mi opinión, encaja muy bien con toda la estética que quería darle al look. Es un must have en mi closet y uno de los accesorios a los que más recurro. Los tintes parísinos van con ella de manera indiscutible a la par que un romanticismo de lo más cautivador.

En definitiva, un look con el que me siento cien por cien yo , plagado de detalles y de actualidad sin dejar de lado a un pasado que demuestra, una vez más, que aquello que ha funcionado y ha conquistado en su momento a aquellos ojos que miran, puede volver a hacerlo de la misma forma con indepencia de la época o la tendencia imperante.

Se dejó cautivar por la nieve. Encontraba cierto romanticismo en semejante frialdad, aunque también la habían visto bailando entre primaveras. Vivía la vida y la saboreaba sin reparos . Era de ese tipo de personas a las que descubres de a poco, entre café y café .Sin prisas. – ohyepblog