Mi Bañador Favorito

¡Buenos días mis bellos! Hoy quiero empezar el día haciendo una pequeña confesión : me he pasado al lado de los bañadores y me tienen totalmente encandilada.

Sí!, Podría decir que este verano me he hecho con una colección tan bonita como particular de bañadores que han ido dejando a un lado las otras prendas de baño  . Yo que pensé que siempre sería del bikini y está claro que me he cambiado de equipo.

Hoy os quiero enseñar el que es ,sin duda , mi bañador favorito.

 

 

Adoro su diseño . Es femenino , atrevido pero con sutileza , tremendamente favorecedor  , llamativo sin caer en el exceso , original en cuanto al patrón y de un color que tenía que estar a la altura del resto de los atributos .

 

Ya sabéis que el rojo siempre ha sido mi piedra kriptonita. Soy de las que piensan que un color no es una simple tonalidad y el rojo me transmite ganas , vida hecha tela , pasión y seducción cosida a medida ,elegancia en cada diseño y una “ansía por ” que te atrapa y envuelve. Nunca habrá suficientes prendas rojas en mi armario… Lo tengo claro .

 

 

Pero siguiendo con la prenda que nos atañe hoy , ¿ qué me decís de su escote ?. Romper con los diseños clásicos y apostar por aquellos que aporta un punto extra ,una nota de diferenciación.  Su escote pronunciado lo logra y además hace que la zona superior se vea increíblemente favorecida.

 

 

Haciéndonos un hueco en la historia y recordando épocas pasadas ,a principios del siglo XX cuando Annete Kellerman , “hace una defensa pública para llevar bañadores de una sola pieza y se presenta en una playa de Masachussets con un bañador ceñido, por encima de las rodillas y mangas cortas que hizo que la detuvieran. Entonces, existían en las playas unos hombres conocidos como “medidores de bañadores”que se aseguraban de que los bañadores cumpliesen con el límite establecido en cuanto a la medida por encima de la rodilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *